Baby, please come home



Llevo siglos sin aparecer por aquí y hoy, el último día del año, he decidido asomar la cabeza. Me ha dado pena pensar que tal vez alguien podría entrar al blog para leerme -precisamente hoy- y encontrarse con el piso vacío. Aquí estoy, una vez más, seas quien seas.

Si entras por aquí simplemente te ofrecería algo de beber y te desearía salud y amor para el nuevo año porque ahora mismo es lo único que considero necesario en la vida. No te aseguro que vuelva a escribir porque ahora mismo no entra dentro de mis planes pero tampoco lo voy a descartar del todo porque cuando me da por escribir en plan salvaje, ya sabes, no soy capaz de detenerme.

Seas quien seas, si has entrado en este blog justo hoy no ha sido por casualidad, debes quererme aunque sea un poquito y si te has acordado hoy de mí es por algo. Seas quien seas, me alegro de ello. Y si yo estoy aquí escribiendo, a las 17:32 h, es porque también te quiero a ti en cierta manera, seas quien seas.


Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer