"No te hagas el duro, que no me lo creo"

Es la una de la mañana. Sábado. Ya es 28 de junio. Alegría por las buenas noticias que han llegado desde Estados Unidos. A mí Obama me cae bien, aunque me digas que ha hecho cosas requetemalas, como espiar los teléfonos de los gobiernos europeos. Pues a mí me sigue cayendo bien Obama, igual es sólo porque es negro, o porque es muy defensor de los gays, qué sé yo.

Hoy me he acordado de una canción de Christina, Ni una maldita florecita. Para variar, es una pasada de buena, sobre todo la letra, que dice muchas más cosas de las que parece.

Cuando somos felices, cuando nos sentimos felices, a veces nos sobreviene el acojone. A mí me pasa mucho últimamente y trato de esquivar esa sensación todo lo que puedo. Hace unos días estuve en un templo chino increíble, de los de verdad, con un buda enorme y chinos rezando a los difuntos, o eso me pareció. Dejé un donativo y cogí un papelito doblado y pillado con una goma, se supone que era una predicción del futuro. Me tocó el número 19, que decía lo siguiente:

Probabilidad de éxito: buena.
Tienes un recipiente lleno de néctar hasta el borde.
Se desborda para que otros puedan compartir tu bebida.
Deja que la felicidad se multiplique, sin pestañear,
Deja que tu amigo comparta tu fortuna y ten tu abrigo de visón.


Reconozco que no creo demasiado en los horóscopos ni en los oráculos pero estoy algo perpleja con el mensaje que saqué. Igual debería comprarme un abrigo de visón o algo similar. 

O dejar de darle tantas vueltas a la cabeza en modo centrifugado.

DÍA 10

Esto se acaba, es nuestro último día aquí y justo cuando se esté publicando esta entrada estaremos volando sobre el océano. Se me ponen los pelos de punta sólo de pensarlo ahora (escribiéndote desde el pasado) pero no nos podemos estrellar porque tengo que volver a por ti, porque nos queda mucho por hacer este verano, mucho que celebrar, mucho que contarnos, así que el miedo no tiene cabida. 

La canción que he elegido para terminar esta especie de diario del futuro es... brutal.



Quando sei qui con me questa stanza non ha più pareti...

DÍA 9

Martes, mañana es nuestro último día aquí así que ya estamos algo melancólicas. Hemos vivido un montón de momentos geniales y lo cierto es que me alegro profundamente de haber decidido hacer este viaje a pesar de que sé que a la vuelta voy a tener que resolver una pila de casos atrasados. En fin, eso es lo de menos ahora.

Cuando viajas pierdes totalmente la noción del tiempo, las horas se expanden de una manera curiosa y llega un momento en que desconoces en qué día te hallas. Es bueno desubicarse de vez en cuando.

Te echo de menos.

Si te gusta verme tanto igual podríamos quedar todos los martes...

DÍA 8

Ya es lunes. Hoy nos hemos dedicado a fundir las tarjetas de crédito comprándonos ropa, a ti también te he comprado algo para celebrar tu cumpleaños, creo que he acertado, al menos lo he intentado aunque lo de los regalos a veces me parece muy complicado. Lo cierto es que te compraría cientos de las cosas que veo por aquí, la ropa es una pasada de indie y la tecnología me mata pero lo cierto es que no puedo arrasar con todo. Tengo facturas por pagar, no olvidemos eso.

¿Recuerdas cuando nos conocimos? No sonaba esta canción, de hecho no sonaba ninguna pero hacía un frío terrible. Este tema siempre me recuerda, sin embargo, al final de un capítulo de los Simpson, Homer y Marge se besan bajo el mar. 

DÍA 7

Esta mañana hemos ido a misa, ya, ya, no es algo muy habitual pero es que aquí todo es diferente y  nos han recomendado asistir a un oficio porque nos iba a encantar. Yo soy bastante mística así que no me ha importado, he aprovechado para rezar un poquito, a pesar de que no sé bien ni cómo se hace, suelo inventarme las plegarias así que me salen frases bastante curiosas del tipo "que todo siga igual, por favor, no me envíes nada malo ni a mí ni a los que quiero".

Después hemos comido en un parque inmenso, de hecho hemos estado un buen rato perdidas hasta que nos hemos vuelto a ubicar. He pensado que era un lugar ideal para enrollarnos tú y yo sobre la hierba húmeda y compartir una botella de vino.

And you think I'm curious...

DÍA 6

Es sábado por la noche y estoy realmente agotada, creo que el paso de los días, las caminatas, el apenas descansar me está agotando bastante pero aún nos quedan cosas por ver y algunos días para gastar. Mis ganas de verte van en aumento cada día que pasa y supongo que habrá un incendio cuando nos veamos, como cantan Los Planetas.

Es un poco rollo lo que te estoy escribiendo por aquí, lo sé, porque apenas te explico nada de mi viaje pero ya sabes que no puedo inventármelo al cien por cien antes de vivirlo realmente. Prometo darte todos los detalles a la vuelta.

La canción de hoy me chifla porque no se sabe si está hablando de las drogas o de enamorarse...

DÍA 5

Ya estamos a la mitad del viaje, ¿ves? Al final el tiempo pasa veloz y ya mismo estaré de regreso. Aún nos queda mucho por descubrir y el viaje de mañana en ferry nos va a llevar al lugar más mítico de esta ciudad, supongo que ya imaginarás de qué se trata porque es su monumento más emblemático.

Cada vez que me quedo un rato sola pienso en ti y en cómo me gustaría poder compartir todos estos momentos contigo.

La canción de hoy es súper típica y previsible pero es que me gusta tanto que no lo he podido/querido evitar.

DÍA 4

Creo que hoy habrá sido un día muy intenso en todos los sentidos. ¿Sabes? Es algo complicado escribir sobre el futuro porque no te puedes mojar demasiado... Cuando te escribo esto todavía no he salido de casa, ni he tomado ningún avión, simplemente he decidido dejarte aquí estos mensajes para  mantener el contacto contigo y, de alguna manera, poder darte las buenas noches. Ojalá pudiera haberte dejado algo más elaborado pero no he tenido apenas tiempo, espero que aun así te haga ilusión.

Voy a dejarte porque creo que hoy nos toca noche de confidencias alrededor de unas cuantas cervezas en nuestra terraza de la parte de atrás. Espero que descanses de todas tus rutinas diarias.

DÍA 3

Desde aquí pienso en la cantidad de conciertos a los que me gustaría ir contigo, creo que la lista es interminable. Por supuesto estaría Bigott, que ya sabes que me parece uno de los mas grandes. Y tiene algunos de los temas más románticos de la historia mundial.
Mañana tenemos que madrugar mucho porque vamos a hacer una visita guiada que nos mostrará los rincones más turbios de la ciudad, me hace muchísima ilusión y ojalá logre sacar buenas fotos.

Espero podértelo contar muy pronto.

DÍA 2

Es el segundo día aquí y debo suponer que la llegada ha ido bien y que la primera impresión ha resultado espectacular. Supongo que me habrá costado mucho dormir, no sé si me habrá tocado dormir esta primera noche en el sofá o en una cama pero lo que sí sé seguro es que habré echado de menos tu voz por la noche, antes de dormir.

Espero que mis canciones te acompañen.

Que para mí el viaje eres tú...

DÍA 1

(Durante unos cuantos días este blog se va a ir actualizando automáticamente, con las publicaciones que habré dejado programadas. Si dejáis algún comentario no creo que pueda publicarlo pero no pasa nada, lo haré a la vuelta. Adonde voy no sé si tendré conexión, por eso lo aviso.)

A estas horas es muy probable que esté subida en un avión. Probablemente me habré despedido de ti con un mensaje porque estarás trabajando y no podrás hablar. Me habré puesto algo dramática, como si me hallara ante una situación extrema pero ambas sabemos que volveré a buscarte dentro de unos días.

Este viaje habría sido perfecto contigo a pesar de que, no te lo voy a negar, no lo voy a disfrutar tanto como si estuvieras a mi lado.




Me sigues pareciendo sacada de un cómic

Me veo incapaz de expresar todo lo que quiero en un post por varios motivos: porque no soy tan hábil ni precisa con las palabras, porque creo que me da vergüenza y, lo más importante, porque siento que si lo hago vas a desaparecer. Sigo siendo un desastre total en algunos aspectos.

Hace cinco años que no grababa ningún karaoke improvisado. Cinco años después, así de repente, me han venido las ganas y lo he hecho como suelo hacer las cosas que me importan de verdad, sin pensar, sin planificar y a la primera. Sí, como ves, en esto también suelo ser un desastre total.

Supongo que si te tuviera delante no serían necesarios los preámbulos, ni las explicaciones, ni las confesiones. Ni siquiera me tendría que poner intensa. Creo que lo entenderías todo a la primera. Te bastaría ver cómo tiemblo porque tu historia, la tuya y la mía, está aquí, delante de nuestros ojos, esperándonos, nueva y sin tachaduras.

 Y ahora sí, ahí lo tienes... No podría haber contado con un mejor compañero de canción...

Bares de taxistas karaoke impulsivo

Y me encontraré contigo
Y estaremos bien...


"Amor, no te llame amor/el que no te corresponde"



Suelo apuntar ideas sueltas en la libreta de notas del iPhone, desde títulos de películas, canciones, enlaces de páginas web, hasta posibles menús para cuando hago alguna comida en casa, apuntes muy diversos en definitiva. 

Hoy he estado haciendo limpieza de notas y he llegado a una misteriosa en la que había escrito hace mucho tiempo:

Y al que le siguen de noche, muerto está por la mañana...

No tenía ni idea de a qué se refería esta nota así que me he puesto a investigar y he dado con la canción de Bola de Nieve que encabeza esta entrada. Maravillosa (también hay una versión cantada por Sara Montiel, mucho menos intensa para mi gusto).

No he podido recordar el motivo de haber apuntado este par de versos, seguro que los oí en algún lugar y me impresionaron tanto como ahora, al volver a leerlos.

Y sí, Lope de Vega se basó en la seguidilla popular (que recoge la leyenda) para escribir El caballero de Olmedo. Otra maravilla.

Y ello me lleva a recomendaros una de las mejores series nacionales que he visto en mi vida: El Ministerio del Tiempo. Una temporada de ocho capítulos. Es tan excepcional que no me atrevo ni a explicar de qué trata, es diferente a todo.

Una empieza revisando sus notas y termina recordando la obra de Lope de Vega. Curioso.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer