Que diez años no son nada (lo celebro con los más grandes y tal vez con mi favorita de ellos)

Queridos y queridas:
El 2 de octubre del 2004 escribí el primer post en este blog. 

Hoy, 10 de octubre de 2014, con diez años más sobre las espaldas, sigo emocionándome al teclear una entrada y, sobre todo, al imaginar que puede haber alguien al otro lado leyéndome.

Esto ya no es lo que era, desde luego, porque falta mucha gente a la que me encantaba leer, porque Facebook y Twitter -los grandes enemigos- devoran cada vez más a los blogs, pero a pesar de todo me sigo sintiendo como una tipa que pasea por su antiguo barrio con la mirada emocionada y la gabardina raída de tantos años.

A veces creo que no soy la misma de entonces. A veces creo que sí, que en el fondo la esencia se conserva porque al fin y al cabo me siguen interesando las mismas cosas, las mismas personas.

Gracias por todo. Por estar ahí los fieles, los nuevos, los despistados, los aburridos, los cotillas, los amigos, los conocidos y los desconocidos, los virtuales y los cercanos.

Mil gracias de las buenas. Y un sentido abrazo a cada uno de vosotros.

Y esta vez os voy a contar algo de verdad, sin trampa ni narración: mañana cojo un avión y últimamente me da algo de desasosiego así que no quería volar sin celebrar antes aquí mi pequeño cumpleaños bloguero.

Por eso de que una década es algo simbólico.

Os adoro, 

Carol Blenk


Poemilla en directo y entre paréntesis a las 17:18 de este miércoles interminable



Los balcones con banderas,
Los bancos con pegatinas acusadoras,
Los ríos desbordados
Mientras dedico un pitillo
A pensar en si te gustan los Beach Boys
Y esta canción,
Que tal vez te haga llegar
Algo de sol y calor
Aunque sea brevemente.
Esas son las cuestiones que me inquietan
Ahora mismo y en este momento.
Ya ves, mi irresponsabilidad social
Es inversamente proporcional
A lo que te pienso.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer