Oh my God


Han pasado muchas cosas desde la última vez que escribí aquí. No me veo capaz de resumirlas todas; primero, porque soy incapaz de recordarlas una por una y, segundo, porque no considero que sean todas de interés.
Estoy en plena fiebre de Madonna. Sí, tal como suena. Hace una semana que fui al concierto en Barcelona y puedo asegurar que es el mejor concierto al que he ido en toda mi vida. No podría explicarlo, sólo los que estuvimos allí lo podemos saber.
¿Y para explicar algo tan frívolo te has puesto a escribir, Carol Blenk, después de tantos días?
Pues sí, porque para una tipa tan obsesionada con el paso del tiempo como yo (el síndrome Dorian Gray, podría ser) el verla a ella, con 53 años, tal y como está es sencillamente escalofriante.
Quiero ser como Madonna cuando tenga esa edad. Y, por supuesto, quiero acostarme con ella.
En plena fiebre, esperando que algo me saque de aquí.
Los rescates bancarios, la selección española, la subida del IVA… Y yo repasando la discografía completa de la reina del pop, como si tuviera veinte años menos.
Puede que sea eso lo que busco en el fondo.
O los referentes…
Hablando de referentes, queridos, los o las que buscan siempre referentes porque en este planeta de origen hetero nos faltan imágenes, camas y melenas rubias que nos animen a salir a la calle a tratar de salvar el alma de alguna chica que nos atraiga.
No, no es un post reivindicativo, a pesar de la fecha que es hoy. Prefiero centrarme en los referentes.
Hemos descubierto una serie tipo L Word (salvando las distancias), ambientada en el Reino Unido pero que tiene su gracia. En YouTube se pueden ver las dos primeras temporadas, subtituladas al castellano:
Y de ahí saco el tema I fought the angels, de The Delgados, que no todo va a ser para la rubia… (hay que escuchar el tema y obviar el videoclip, que deja bastante que desear).

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer