El memeleo inevitable...

Bueno, pues siguiendo este memeleo terrible que he visto en un montón de blogs de los que leo, me he decidido a continuar con el tema y, oh, resulta que estoy leyendo un libro de poemas! Ya lo veo venir, seré desgraciada y caerá sobre mí una maldición... pero no pienso hacer trampa así que me arriesgo y lo copio tal cual.

Página 23 de Usted, de Almudena Guzmán:

Hoy era la última tarde.

Usted no paraba de hablar
-lo hubiese matado-
y a mí me ardían las uñas cuando nos despedimos
en la parada del autobús.

Ni un solo beso.


(Dífícil elegir el quinto párrafo así que transcribo el poema entero)

PD: Almudena, si lees esto, ponte en contacto conmigo porque me encantaría hablarte del libro (por probar que no quede)

And I think to myself, what a wonderful world

Hoy no me apetece contar nada sino que me cuenten cosas a mí. Así que abro oídos, cierro boca y lanzo pregunta:

- Díme una secuencia de cine que te haya emocionado últimamente (no valer fastidiar finales, si puede ser)

Vale, la mía es cuando suena What a wonderfuld world, de Louis Armstrong en Good morning Vietnam. Por el contraste, por la sandalia en el suelo, por los críos que corren y lloran con bombas de fondo.

Me encantan los tigres






Tengo 31 años y en estos momentos apenas hay nada estable en mi vida. Me pregunto si eso es bueno o debería preocuparme...

Retomando y recordando versos

Dejaré mi boca entre tus piernas

Venga ya, para que luego digan que Lorca no era sensual...

...and time can do so much...





Hoy he llamado a una amiga a la que no veo hace más de un año. Era su cumpleaños y le he regalado un domingo.
Esta mañana me he puesto un jersey granate pero luego lo he cambiado por uno azul. Más que nada, porque estaba lloviendo y he creído que sería un buen detalle conjuntar con la lluvia. Precisamente yo, que casi nunca conjunto (con) nada.
He pasado todo el día con el móvil apagado (eso en mí es una hazaña) porque me apetecía darme un descanso del resto del planeta.
Me he dado cuenta de que se me ha pasado un plazo para presentarme a algo que creía importante. Ahora veo que no lo era tanto.
He quedado para cenar mañana. Los viernes son un buen día para quedar. Pero casi nunca puedo.
Por la noche he redescubierto una canción y la he enviado en plan spam a unas cuantas personas. Y sólo han contestado dos. ¿Por qué la gente es tan vaga para contestar?
Por la mañana, al hacer el zumo de naranja, me he hecho un corte en un dedo. Tenía sangre.
He hecho otras cosas, pero no son tan importantes como éstas.

PD: La canción de hoy va dedicada, por supuesto ya sabes que es para ti...

Keep walking, slim


En stand by


Powered by Castpost

Pues eso, que estoy en stand by...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer