Mi amor se escribe al revés




Powered by Castpost

Crecí escuchando canciones de Simon & Garfunkel, Queen y Los Panchos. Y así me vi convertida en niña ecléctica. Y así me transformé, con los años, en una tipa dispersa. Que comienza escribiendo sobre influencias musicales y acaba explicando que es (un poco más) feliz porque el viernes se le van a quitar algunos gramos de puntos suspensivos de la sangre. Y los pequeños dolores desaparecerán, tal vez, poquito a poco.

Lo que realmente importa no son las tonterías que pienso en voz alta, ni las que escribo aquí sino las que me trago sin verbalizarlas. Ésas son las únicas ciertas.

Y mañana me abrazaré a ti como sobreviviente de un naufragio de dudas, errores y sábanas limpias de sombras. Y sé que aunque llegue con la cara arrugada y oliendo a café de Colombia, me acogerás en tu pequeño reino y me dejarás un sitio preferente. No te asustes porque ya no soy ni encantadora de serpientes ni de abejas. Ni siquiera soy Blenk. Pero a lo mejor es eso lo que has estado esperando siempre. Que deje mi apellido, mi trayectoria al trabajo, mi agenda y mi bono de tren. Me pregunto qué planes tienes para mí.

Lo que realmente importa ahora es que este jueves pase rápido. Porque mañana ya no duermo sola.

Lo importante no es ser la primera sino la última.

Suerte, Guasteví



A veces, algo tan sencillo puede gustar igual que lo más sofisticado. Mira, no seré demasiado original pero... hoy opto por la sencillez. Unas flores, Guasteví (te he elegido mis preferidas).

Que tengas un buen día y que los 26 te traigan mucha suerte. Es una buena edad para comenzar etapas. ¿Sabes? A mí a esa edad se me cumplió un sueño...

Un gran beso para ti, muacks

PD: Por cierto, ¿¿es que todos cumplís años en octubre?? ;)

Van a hacer un aeropuerto donde habíamos quedado



Últimamente, me pasa que confundo letras. Escribo "v" donde iría una "b", le cambio el flequillo a los acentos y, lo que es peor, confundo vocales. Así, hoy he escrito un mail en el que se leía algo así como tanga que enviarte el esbozo del nuevo tal. Y lo he enviado tal cual. De tangas y posesivos, debería haber escrito en el asunto.

Pero cuando pulsas enviar ya no hay marcha atrás. Luego ya no vale decir aquello de uy, no, en realidad no era para ti ese mail, perdona, me equivoqué de contacto. Ya. Cuéntame algo más inverosímil, si us plau.

Como aquella vez que me invitaron a una copa de cava y se arrepintieron. Se disculparon diciendo que no podía ser, que iban a hacer un aeropuerto donde habíamos quedado. Suerte que soy la mejor descubriendo subtextos, entre líneas y pistas de ese estilo.

Qué mala soy entrevistándote



No recuerdo de qué manera llegué al blog de Paola (Qué mala soy dosificándote). Supongo que, al igual que me ha pasado con otros tantos blogs, llegué saltando de un enlace a otro. Lo primero que me impactó fue el título. Buenísimo. Pensé que podría ser un título perfecto para una novela. Incluso para un corto, por qué no. Pero después de leer unos cuantos posts, me di cuenta de que no, de que ese podía ser únicamente el título del blog de Paola. Su título. Personal e intransferible.

Así que me metí en el blog sin hacer apenas ruido, sin dejar mi opinión. Cuando me gusta demasiado un blog, no suelo dejar comentarios al principio, me limito a entrar y a salir cerrando la puerta con sigilo. Para no molestar, tal vez. Me puse a leer sus primeros posts, los de justo hace dos años, y me quedé embobada. Eran buenísimos. O al menos eso me pareció. Bueno, supongo que dio la casualidad que yo por aquella época estaba viviendo historias similares a las que ella narraba. Lo que leía me parecía genial. Los mejores posts de amor que había leído. Qué bien lo narraba todo. Pero hubo un momento en que tuve que dejar de leer porque me parecía que estaba devorando los párrafos, y dos años dan para escribir mucho. Así que aún me quedan muchos posts por leer. Pero habrá que dosificarlos bien. Como esas buenas comidas que nunca deseas que se acaben.

Y así fue como seguí entrando en su blog. Y comencé a hacer ruido y a dejar comentarios. Paola es amable, te sonríe, te contesta y bromea cuando hace falta. Y te da la impresión de que acaba de comenzar, y eso es genial. Es uno de esos blogs en los que te sientes cómoda, en los que nunca falta ni sobra nada, no sientes el típico agobio del blog supertransitado, comentado y visitado. En su punto justo.

Me gusta la gente generosa, la que te sorprende y te envía pequeñas sorpresas a tu cuenta de correo. La gente que no te hace preguntas pero que, sin embargo, te deja que les hables porque siempre escuchan.

Y Paola es una de esas personas.

Y por eso le pedí la entrevista. Porque sabía que me diría que sí. Tan sólo tuve que decirle que tenía una vena periodística no satisfecha y enseguida accedió.

Éste fue uno de sus primeros posts. Uno de los primeros que me gustaron:

21.10.03
no el de mañana
(malgastando a L)

De repente, lo que para tí es innecesario para mi no lo es, y en este cruce entre tus cosas y mis cosas, quizás ya nos alejamos. Me he dado cuenta de lo largos que se hacen los semáforos, de lo que cuesta levantarse por las mañanas, de lo tristes que son las canciones tristes, y no sé que música poner. Y de que la cuarta cuerda está a punto de romperse desde hace meses y no sé que tocar. Y no sé si habrán más quioscos con postales como excusa para esperarte ni hombres estatuas fingiendo que no nos ven. Quiero otro miércoles y no el de mañana y me importa una mierda si el sol es más caro en octubre y otra mierda me importa si exagero, porque sólo yo sé con que pesos intento equilibrar la balanza. Que poco sentido tiene dosificarte.


Y ésta fue la entrevista...

1. ¿De dónde viene el título de tu blog?
Qué mala soy dosificándote podría ser también “qué pesada soy pensando siempre en ti”...o “hablando siempre de ti”...o “escribiendo siempre sobre ti”, etc. Es esa idea. No sé si me explico... Cuando no dosificas bien algo o te pasas o no llegas, no? Y no hace efecto, o se te gasta antes de tiempo, no sé (..)

2. Sí, a muchos nos pasa, dosificamos fatal… ¿Recuerdas cúal fue tu primer post? (y no vale hacer trampa, es decir, acudir a los archivos del blog)
Mi primer post se llamaba Peta Zetas y es del 18 de Octubre de 2003. Prometo que lo digo sin mirar porque además lo borré, ya no aparece. Era un recuerdo de aquel verano, mezclado con el recuerdo de muchos otros veranos. Lo que ocurrió es que al cabo de un año de haberlo escrito me pareció tan rematadamente cursi que lo hice desaparecer. Y lo peor es que me pasa eso mismo con tantos otros posts, entonces, tendría que borrar medio blog. Me rio mucho de lo que escribo , mi blog es muy cómico!

3. (Qué buenos eran los peta zetas, pero qué artificiales!) ¿A qué hora del día escribes generalmente en el blog? ¿Crees que hay una hora mejor que otra?
La hora depende del tiempo que tenga y del horario que lleve, ahora, trabajando de mañanas y estudiando de tarde, solo me queda una hora, las 24:00 de la noche cuando ya he cenado, me he duchado, he sacado a los perros, o he llegado de cenar, etc. y todo eso, y claro, no tengo ganas. Es demasiado tarde, si tienes en cuenta que me levanto cada día a las 6:45 am... A veces aprovecho el tiempo que paso en el metro, escribo en una libretita o en cualquier papelucho que lleve encima y luego lo paso a blogger. Giulia me regaló una libretita para escribir.

4. ¿Blog o bitácora?
Me quedo con “bitácora”. Es más fantasioso, te puedes imaginar como una navegante, apuntando cada día todo lo que va ocurriendo en el barco...Como si cada día tuviera un rumbo diferente, de hecho, es así ¿verdad? Sol y tormentas!

5. ¿Cuál fue el primer blog que leíste de forma asidua, el primero al que realmente te enganchaste?
El primero al que me enganché se llamaba Cerebro, es del 2002 creo, y el diseño era rojo y negro. Le perdí la pista, supongo que ya no existe. Era de un chico que explicaba las idas y venidas con su novia y las fiestas que se montaba con los amigotes. Me parecía una fantasmada descomunal pero me enganché y me gustaba.

6. ¿Has conocido en persona a algún/a blogger?
Sí, pero lo ideal sería encontrarse en algún bar, de forma natural, y reconocerse, como me pasó con Guasteví (burningguastevi.blogspot.com). Supe que era ella porque había estado mirando las fotos que tiene colgadas en su fotoblog. Me acerqué y le dije...” te voy a hacer una pregunta un poco rara...¿tú tienes un blog?” La respuesta fue que sí!
Con Ike Janacek de las Islas Canarias, me fui una semana de vacaciones a Lisboa. También nos acompañó una chica que comentaba en mi blog, a la que tampoco conocía, la señorita de la maleta roja. Me gustó mucho, está bien irse una semana con personas a las que en principio no conoces demasiado, te dejan el espacio que necesitas pero a la vez disfrutas de su compañía.

7. Pues qué fuerte lo de reconocer a un blogger por ahí… ¿Y por qué comenzaste a escribir en el blog? ¿Necesidad personal? ¿Curiosidad? ¿Inquietud? ¿Deseo de…?
Por todas esas cosas a la vez, supongo. Ganas de comunicarte, de expresar algo, de hacer públicos unos sentimientos y compartirlos. Pero te comunicas porque te leen, sino te leen es como un diario personal. Al principio, escribía paralelamente en otra bitácora comunitaria de ficción llamada Me gusta el Vicio y el Autoservicio (autoservicio.blogspot.com), que no tenía nada que ver con memoria, pero me servía para reírme mucho cada día! Era un ciber-culebrón sobre las andadas de un grupo de vecinos, muy en plan cachondeo. Mi personaje era una italiana, Luara, muy pasada de vueltas y que trabajaba de bailarina y camarera en un bar de ambiente llamado Homolulú. Lo mejor eran los comentarios de los lectores! Incluso hubo algún cameo de otros blogguers de la época. Muy divertido.

8. Y si mañana mismo se decretara una ley que prohibiera (y bloqueara) la publicación de blogs… ¿cómo te sentirías? ¿qué harías?
Haría un blog de papel y lo repartiría por los lavabos públicos en los bares, quizás sería de utilidad y todo... Ejem. Me fastidiría mucho. Enviaría e-mails. Sería ilegal :P

9. Yo también sería ilegal, je, je… Imagina por unos segundos el futuro… ¿te ves con cuarenta años frente a una pantalla redactando posts?
...si tengo tiempo y ganas... Aunque creo que el título seria ya, directamente, “Sobredosis”. Quizás en un futuro sea obligatorio tener blog y la url salga en el dni. Es una idea.

10. Díme tres cosas que no soportes: manías, fobias, no sé…
Manía manía no tengo casi ninguna, quizás mi manía sea rodearme de gente maniática ¿? Hablo dormida y me río en sueños, puede ser molesto, pero es una manía incontrolable. Siguiendo con la cama , tampoco me gusta oír el tic tac de un reloj. A mi compañera de piso sí le gustaba oírlo, entonces llegamos a un acuerdo: Encerramos el reloj en el cajón. Se oía igual pero no tanto. Ella se concentraba en buscar el tic tac y yo en olvidarlo. En cuanto a fobias...No me gustan las atracciones de feria o parques temáticos, ni ese tipo de cosas que pueden ser peligrosas. No me compensa pasar miedo por gusto.

11. Y ahora dime tres cosas que te encanten…
1. El desayuno en la cafetería antes de entrar a trabajar. Me cunde aunque solo sean 5 minutos.
2. Sentarme al piano, imaginarme cosas e ir tocando. No tengo nada de técnica pero me relaja, me refiero a que no sigo ninguna partitura.
3. Quedar para tomar algo, hablar con alguien, reírnos, salir por ahí.

12. Sigamos curioseando, venga: una comida, una prenda de ropa y una bebida.
Ah, me gustan muchos los macarrones, es mi plato feliz. En cuanto a prenda de ropa, no sé qué decir, me gustan, mmmm... los abrigos? Y para beber pues una cerveza, por ejemplo.

13. Y el último cotilleo: algo que siempre llevas encima es…
Unas gafas porque si llevo puestas las lentillas, las llevo en el bolso o en el coche por si me las tengo que quitar o algo...y si no llevo lentillas, las llevo puestas. Este año me he comprado 3 gafas diferentes. Unas rojas, otras negras con la patilla rosa chicle y otras negras y blancas. Fue un capricho. Otra cosa que suelo llevar es un pintalabios, pero curiosamente luego no recuerdo pintármelos. En la mochila de cada día llevo un neceser con pasta de dientes, cepillo de dientes, crema y un peine.

14. Cuéntame un momento emotivo como blogger…
Cuando le dio el infarto a mi padre, en diciembre del año pasado. Recibí muchos comentarios y mails. Me hicieron mucha compañía. Luego me di cuenta de que pasé esos días sin ser muy consciente del tema, mi padre estaba a punto de morirse y yo escribiendo en mi blog...desde luego!! Parece hasta frío pero era una vía de escape.

15. ¿Les pones cara y ojos a los bloggers, los imaginas físicamente o no?
Cuando llevas un tiempo leyendo a alguien sí. Te imaginas como puede ser esa persona. Y más sin dejan pistas...si ponen fotos de sus zapatos, etc...como haces tú :P

16. Ummm, no vuelvo a colgar fotos de mis zapatos ;) Díme ahora cúal es el primer enlace (sea blog o sea un website) que visitas cada día, sin falta.
Lo primero primerísimo que visito es mi correo. Luego leo algún blog. Pero suelo hacer LA ruta de blogs los sábados o viernes noche que no he salido y estoy en casa.

17. Díme tres objetos que haya ahora mismo sobre tu mesa de escritorio (no vale el ordenador, jeje)Una botella de agua, una lámpara de aceite que no uso y dos sobres de carta.

18. ¿Te has planteado escribir un último post?
Sí ...sí..de hecho el año pasado lo escribí en noviembre, creo. Se llamaba Rosebud, haciendo referencia al final de Ciudadano Kane...etc. pero al cabo de dos días volví porque me daba pena dejar a “memoria” abandonada después de tantos meses. Bah, fue una pataleta. Luego tuve que ingeniármelas para volver sin que se me cayera la cara de vergüenza. Creo que cuando dejas un blog de verdad, no haces un post final, dejas de escribir o lo borras y punto.

19. Y recomiéndame, para despedir la entrevista: una buena canción, una peli y alguna lectura…
El año pasado, justo hace un año, me regalaron un libro de Alessandro Baricco, Océano Mar, que me encantó. Me gusta cada línea de ese libro, así que lo recomiendo. Se lee en seguida, luego te quedas con ganas de más y no sabes si has estado soñando o leyendo, en serio, es muy bueno! Una canción, ahora escucho a menudo You’re beautiful de James Blunt porque me gusta y suena mucho en todos los sitios, pero no tengo canción preferida de la vida, me gustan muchas canciones, en general y muchos tipos de música. Una peli, pues aunque soy bastante mala para esto, Big Fish por la realidad mágica que envuelve al Sr. Bloom, Deseando Amar por lo de “Si consigo otro billete, ¿vendrías conmigo?” ah! y High Fidelity, porque las empanadas mentales del personaje se parecen a las mías. Porque... no se valía responder Indiana Jones, ¿verdad?

Bien, Paola, pues gracias por la paciencia, por el intercambio de mails y de canciones, y sobre todo por ese buen rollo que desprende tu blog. Ojalá dure muchos años más. Re-muacks ;)

dormir cuando no toca



Me gusta viajar en tren por la noche, con música, y mirar por la ventanilla. Ver los faros de los coches, a lo lejos, en la autopista. Y desvariar pensando en...

Stop: una entrevista a un/una blogger


Powered by Castpost

Atención, atención, he entrevistado (he tenido el placer de entrevistar, todo hay que decirlo) a un/una blogger y publicaré la entrevista este fin de semana.

¿Quién es? Es alguien realmente interesante y que escribe genial...

PD: No pienso dar pistas así que ni lo intentéis...

La tipa que robaba los lapiceros de Ikea


Powered by Castpost

Hoy me han multado por estornudar en la calle.
Odio los martes. Trabajo quince horas. Hablo más en un día que en todo un mes.
Hoy me han echado bronca por no saludar sonriendo.
Me he puesto a fotografiarme los zapatos.
He inventado una cena, y estaba buenísima.
Me he puesto unas gafas antiguas y me he reído de mi cara.
He recibido una postal (y un beso) desde París. Me ha encantado.
Hacía siglos que no recibía una postal.
Casi me tiño el pelo, por cambiarme un poco las ideas.
Creo que nunca tendré consciencia de que ¿soy/he sido/fui/seré? feliz.
Me he puesto a leer en voz alta con acento de ses illes.
Y por eso he recordado la historia de una amiga que estaba colgada de una cantante.
Y consiguió que ella la viera desde el balcón de su casa.
Y la invitó a subir.
Y se sentaron a charlar de música.
Y le dio un vaso de agua.
Debe ser genial conseguir eso.
Esa cantante era realmente atractiva. Y su voz más aún.
Yo también me habría colgado.
Y aún hoy, sigo recordando esa historia.
Y una fotocopia de la mano de mi amiga.
Es bonito que te regalen una mano fotocopiada.
Odio los martes pero por suerte ya es miércoles.
Y hoy ha llovido tanto que no he bebido nada de agua.
Esta noche por fin dormía cuando a las 04:00 AM un alarma me ha despertado.
Así que hoy no hay post porque paso de hablar más.
Ni foto alguna, que me duelen los ojos.

La canción es realmente buena.

Pero sigo odiando los martes.

zu




Powered by Castpost

Porque las cosas más importantes pasan así, de un día para otro. Porque resulta que te levantas una mañana y te das cuenta de que ya no eres una cría. Porque ves una foto y entonces comprendes que sí, que existe, que te está esperando, que tiene paciencia pero que todo tiene un límite. Porque entiendes por fin que nadie sabe leerte las manos de esa manera, inventándose el futuro.

Porque no sé aún si la culpa ha sido de ese astro que nos espía o de esta lluvia que me ha empapado hoy los libros.

Tú eres lo primero, hoy más que nunca. Por eso hoy he visto, por fin, dos tostadas en lugar de una. Y me importa una mierda que no puedas leer el post -tu maldito trabajo- ni que pienses que soy cursi. En el fondo, sé que te halaga.

And she hates you and your friends and you just can't get served without her




Powered by Castpost

Nos han avisado con tiempo. Mañana luna llena, nuestra querida regente que nos besa y nos quema los sueños al mismo tiempo. Tú por tu lado. Yo por el mío. Tus con tus ojos. Yo sin los míos. Prepárate para sacudirte la escarcha del cerebro y las vocales de la lengua. Yo ya he sacado brillo a las copas y he limpiado a fondo los cristales. Siento un pequeño dolor en los labios... me miro al espejo, ¿qué pasa? Nada, parece que he vuelto a sonreír. Aún me tienes puesta en la lista. Pero el tiempo se rebobina solo y aunque me empeñe en darle al pause eso es una absurda estrategia que está demasiado vista como para que alguien se la crea.

Si sobrevivo a esa luna, prometo lijarme la piel y quedarme tres días a la intemperie para poder volver a buscarte.

I tornaré a explicar-te que m'agraden el divendres i que se'm fan interminables els dimarts...I et demanaré que em vinguis a buscar a la feina, però que no et vegi ningú més, que jo t'esperaré amagada sota un barret i un diari qualsevol...

¿Por qué tú no eres como los demás?




está en it's such a perfect day

Hoy me han llamado de Spanair. Me han dicho que como soy una buena cliente, que me regalan no-sé-cuántos puntos y que puedo conseguir un billete a cualquier lugar de la península. Le he dicho que estaba hasta las narices de promociones y que si de verdad quería hacerme feliz [entonces se ha hecho un silencio incómodo, todo hay que decirlo] lo que tenía que regalarme era un viaje a cualquier país nórdico. No ha sabido qué contestar y me ha dicho que era la primera vez que alguien le pedía eso. Siempre hay una primera vez, le he dicho. Entonces he notado que se estaba poniendo nerviosa y que lo que quería era cortar el rollo. Así que me ha cortado explicándome -eso sí, muy educadamente- que lo propondría a los responsables de promociones.

Hay un tipo al que, por ser el pasajero un millón de Vueling, le han regalado cinco años de vuelo gratis. Y le han puesto su nombre a un avión. Imagínate, me podía haber tocado a mí. Justo por esas fechas volaba con Vueling. Un avión llamado Blenk. Vergüenza por los aires. No, no, no, quiero otro premio, por favor.

Hay quien se pasa la vida con las maletas en las manos. Hay quien se la pasa huyendo de aeropuertos invisibles. Y hay quien los persigue con el tiempo justo de fumar un cigarrillo y llorar de espaldas al deseo.

A Paola, felicidades con lluvia

Paola, pequeña (porque soy mayor que tú me reservo el derecho a llamarte pequeña) pero grandísima cumple hoy 27 así que ahí va mi regalo para ti. Espero que por lo menos te haga sonreír… (imagina que la tipa que sale en ese clip soy yo, ok? y te hago todas esas chorradas). Ah! Y conserva esa preciosa voz ;)

Tu regalo

Lost and found



Me he sentado en la barra de un bar cualquiera a tomar un café. Un ratito antes de ir a trabajar. Hacía mucho tiempo que no me evadía a esa hora. No había demasiada gente, era un sitio acogedor. Me he encendido un pitillo y me entretenido mirando las botellas de licor. He contado los que había probado y los que no. Muchos sabores nuevos, por lo que he podido ver.

He recordado un fragmento de conversación, con una amiga, hace un par de noches:

- Cuando tenga ochenta años pensaré que he pasado cincuenta años con él.
- ¿Y?
- Pues que no sé si eso es bueno. ¿Y lo que me pierdo?
- ¿Qué quieres decir? Se supone que le quieres y que estás de-pu-ta-ma-dre viviendo a su lado...
- Ya, pero... ¿y el resto de historias que me pierdo?
- Bueno, siempre le puedes ser infiel...
- No se trata de eso, Carol.

Me he pedido un segundo café. Necesitaba alargar ese momento "tan mental", para que no se me escapara. Necesidad de estar a solas con mi cerebro, supongo. El caso es que la reflexión de mi amiga me ha dado que pensar. ¿Qué pasa con las historias no vividas? ¿Qué sucede con todas aquellas personas que dejamos pasar? ¿Dónde se quedan todas las noches sin dormir no vividas, o simplemente las no pasadas al lado de una única persona? Me ha salido de la garganta una especie de ubi sunt versión actual.

Al salir del bar estaba lloviendo. He pensado que era un día precioso. He recordado una lista de cosas: a Lou Reed, unas botas preciosas que he visto hace días, dos CD que debo conseguir ya, un par de mails a medio redactar, una camiseta carísima que acabaré comprando y, como si fuera una pregunta de concurso: ¿Uno de los momentos más emotivos de su vida, Blenk? La primera vez que fui a la ópera... una maravillosa representación de Carmen, de Bizet.

No me pidan entender el post




Powered by Castpost

Blenk lleva demasiadas horas sin dormir. Demasiadas copas. Demasiados pitillos. Demasiadas conversaciones. Demasiado peso en los ojos.

Y eso que la palabra demasiado nunca le apasionó.

Nunca ha ido a Nueva York. Tal vez ya vaya siendo hora.

Y hace una semana que intenta ser mejor persona pero no le sale.

Hay personajes secundarios que pueden llegar a ser tanto o más atractivos que los protagonistas.

Pero eso, hasta que no lo vives no te lo crees.

Y algunos se cuelgan de la persona equivocada.

Pero eso, hasta que no lo vives te lo niegas.

Para Summergirl, un post enterito

Bueno, pues el post de hoy se lo dedico a Summergirl, que cumple años, y que cada día nos enseña algo nuevo en italiano :)

La canción es para ti, niña...


Powered by Castpost


PD: Llamé a la Watling para que diera un acústico en tu casa pero no pudo ser, jeje... Espero que te guste la canción o, por lo menos, que te recuerde tantas cosas preciosas como a mí. Baci...

the piano has been drinking...



Sí... lo confieso... no he podido resistirme... me ha encantado y... yo también he sucumbido a la moda...

os presento it's such a perfect day...

De trenes y sueños gélidos



Iba en el tren y a una señora le ha sonado el móvil. Lo tenía en modo vibración y el cacharro se le ha salido solo del bolso y ha comenzado a mordernos las rodillas. A mí me ha roto el pantalón y no me ha hecho demasiada gracia, era uno de mis preferidos.

Sangrando, con la cicatriz recorriéndome la cara y sin tabaco, he bajado del tren y he pensado que prefiero los aviones. Allí nunca te morderá ningún móvil.

Me he puesto a caminar y he esquivado mi casa. He llamado a Elena y me ha invitado a un té de rosas. La boca me sabía a pétalos. Después le he pedido un vodka porque he sentido miedo de volverme cursi al beberme ese té. Elena me ha contado una historia de soldados y de profesoras perdidas que no he comprendido demasiado bien así que, algo ebria e hipnotizada, me he quedado dormida en su sofá.

Y ahora me he despertado con frío y echando de menos a alguien que me traiga una manta y me lea algo que pueda entender...

La tipa de ojos eclipsados



Ayer, en el trabajo, todo el mundo me miraba los pies. Al cabo del rato me di cuenta de que había ido a trabajar con las converse. Más tarde, al entrar al baño, me miré en el espejo y sólo vi una franja negra que me recorría el rostro: de la frente hasta los labios. Se me ha quedado la cara partida en dos. Que no es lo mismo que decir que me han partido la cara.

Hoy me da vergüenza salir de casa. He llamado al trabajo y les he dicho que tengo la cara partida y que así no puedo hablar. Me han dicho que no importa, que no intente escurrir el bulto, que escriba frases en hojas en blanco y que las vaya pasando una tras otra (como aquel clip de Dylan en blanco y negro, no recuerdo qué canción era, pero me gustaba)

Así que he respirado hondo y me he dispuesto a arreglarme la cara de la mejor manera posible. Entonces ha sonado el móvil. Era mi madre.

- Carol, ¿has mirado el eclipse?
- No, ¿por qué?
- Díme la verdad, ¿lo has mirado o no?
- Bueno... sólo un poco...
- Lo sabía.

Y me ha colgado. Mi madre debió ser pitonisa en otra época.

Y ahora son las once de la mañana y compruebo que mi cara no tiene arreglo. La he intentado componer pero se me ha quedado extraña. Como si no fuera yo. He sacado el DNI a ver qué nombre pone pero veo que se ha borrado. Ya sólo pone el nombre de la calle y la ciudad. ¿Qué hago ahora para recuperar mi nombre? ¿Y la cara?

Yo quiero ser ye-yé



Blenk cumple hoy un año. Justo un día como hoy comenzó a escribir y hasta ahora lo ha seguido haciendo, unos días mejor, otros peor, unas semanas más y otras menos.

Y me gustaría celebrarlo dando una fiesta, invitando a todos/as los que pasan por aquí, a los que leen, a los que comentan, a los que cotillean, a los que se ríen, a los que lo pasan mal, a los que me escriben su vida, a los que me envían canciones… Gracias por estar ahí porque sin eso seguramente Blenk no existiría y posiblemente no tendría sentido alguno seguir narrando.

Como lo de montar una fiesta va a ser complicado (tema distancias geográficas y tal), os dejo unos temas para compensar. Va por vosotros…

Yo quiero ser ye-yé, Ernesto Ronchel

Yo no tengo a nadie, Los Soberanos

No vino, estaba enferma o de vacaciones, Le Mans

À Helène, Les Très Bien Ensemble


PD: Sobre las canciones… La primera y la segunda son estupendas, mis orígenes son sesenteros (musicalmente hablando) y eso siempre está ahí; la tercera es no apta para almas con penitas de amores, pero es brutal, últimamente siempre vuelvo a ella; y la última es un descubrimiento reciente, simplemente es genial, ahora que estoy en una época rollo Nouvelle Vague.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer