De cuando suena Nico por las tardes y acompaña mi superficialidad



Hay días en los que no apetece hacer absolutamente nada. Se me han pasado las horas desvariando en mis asuntos, planificando viajes imaginarios y tramando estrategias amatorias varias.

Mi sobrina me ha enviado una foto mía de hace unos seis años. Llevo jodida desde que la he visto. En esa foto estoy muy buena de cuerpo, sé que puedo parecer una engreída por afirmar algo así pero es que es la verdad. No tenía barriga, mis brazos estaban estupendos y mis piernas parecían las de una atleta. Sufría algo de tanorexia, ahora lo sé, pero eso es lo de menos. Madre mía, qué cuerpo me dejó el Taekwondo. Llevo pensando en ello desde que vi mi imagen de antes. Una superficial, lo sé, eso es lo que soy y lo que siempre he sido, para qué ocultarlo bajo otras capas más correctas.

Como no puedo volver al Taekwondo, he pensado un plan para tratar de recuperar la forma. Una hora de bicicleta al día, caminar muchísimo y pasar una media de dos horas en el gimnasio cada día. Creo que necesito verme parecida a aquella época, ya no tanto por el culto al cuerpo sino por la salud y esas cosas. Me estoy cubriendo de gloria, lo sé.

Por otra parte, la señora Blenk parece que está mejor. Hace meses que me lleva de cabeza con sus desvaríos varios. Está sufriendo. Mucho. Sabe que se va a morir, como nos moriremos todos, pero ella sabe que ha iniciado una cuenta atrás y que lo mismo son diez años, que cinco, que ocho. Todo eso la debe de atormentar. A mí me atormenta y a veces me gustaría comportarme como cuando era adolescente y todo se esfumaba con una borrachera barata. Ahora no se puede. Todo acaba flotando y saliendo a la superficie. No se puede escapar, hay que dar la cara junto a ella, defenderla y tratar de que no piense demasiado en la muerte. Intento ponerme en su lugar. A mí me queda la mitad de la vida aún, bueno, eso siendo positiva, claro está. Y a veces ya me da vueltas la cabeza pensando en ello así que me imagino sus noches y sus pensamientos torturados, entre otras cosas.

Joder, he empezado superficial y he acabado metafísica perdida.

A partir de mañana sólo voy a ponerme a Nico. En bucle.






Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer