En defensa del 14 de febrero de 2017



Un año más y el mismo tema. Por tradición pero tal vez sea más por superstición porque acabo de pensar que tal vez caería sobre mí una maldición si no ponía hoy esta gran canción.

El caso es que aquí sigo. Entro en esta casa llena de polvo y de muebles en desorden y casi no me reconozco. Pasan algunos minutos y empieza a picarme el aguijón de la escritura. De volver a sentirme Carol, de retomar mis casos, de escribir en directo y contar qué es lo que hago ahora, a qué me dedico los fines de semana, en qué gasto el dinero. Que me he aficionado al vermut y le gana terreno a la cerveza y al vino, aunque se me suba antes a la cabeza y me haga desvariar un poco.

Sigo defendiendo el 14 de febrero, claro que sí, aunque todos los modernillos lo critiquen y no dejen la letanía del es una fiesta impuesta, inventada por las grandes superficies, por el capitalismo, para que consumamos... O si eres catalán aquello de ay, no, aquí no se celebra "eso", aquí celebramos Sant Jordi, ésa sí que es nuestra fiesta de los enamorados...

Pues yo sí que lo celebro y espero celebrarlo siempre. Porque ello implica que sigo deslumbrándome ante el futuro, creyendo en mí como amante y en seguir destrozando camas.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer