You don't own me: deberíamos tatuarnos esta frase en el exterior del corazón, para evitar mil daños posibles

Parece ser que mi post del otro día, Las mujeres seguimos siendo lo más negro del mundo, le ha interesado a más personas de lo normal en este blog, lo digo por las estadísticas de visitas que ha recibido. Me ha puesto contenta por dos motivos, por la repercusión del tema (hablar de las cosas es necesario), y porque veo que hay gente tras la pantalla que me sigue la pista, a pesar de esta época tan mala para los blogs personales.

Sigo pensando en la violencia machista, en las agresiones, etc. Hoy le daba vueltas a ese otro tipo de violencia: la verbal o psicológica como, por ejemplo, cuando alguien tan cercano como tu pareja trata de manipularte con estrategias que pueden ir desde el chantaje emocional o la manipulación de los hijos hasta la agresión sexual y/o física. Personas que te tratan como si fueras un puto objeto, como si fueras un animal sin alma y sin corazón que no merece un lugar de respeto en este mundo. 

Una vez más he buscado ejemplos en canciones y he recordado una maravilla de cover que hicieron The Blow Monkeys y que forma parte de la increíble banda sonora de Dirty Dancing (sí, válgame el cielo, crecí con esa peli en vena, con su banda sonora para ser más justos, que era lo que más me atraía). 

La letra de ese tema es un lúcido ejemplo de alguien que se niega a que le manipulen y le arranquen lo más auténtico de su persona, alguien que no desea renunciar a su libertad ni a su derecho al respeto. Es toda una declaración de valores que siempre me estremece al recuperarla.

You don't own me,
I'm not just one of your many toys.
You don't own me,
Don't say I can't go with other boys.


And don't tell me what to do,
Don't tell me what to say,
And please, when I go out with you
Don't put me on display, 'cause...


You don't own me,
Don't try to change me in any way.
You don't own me,
Don't tie me down 'cause I'd never stay.


I don't tell you what to say,
I don't tell you what to do,
So just let me be myself,
That's all I ask of you.


I'm young and I love to be young,
I'm free and I love to be free,
To live my life the way I want,
To say and do whatever I please.


Y como suele pasar cuando te vienes arriba tras las grandes pasiones, me he puesto a cantarla porque realmente me parece un tema brutalmente sexy. La voz es mía, sí.

The Blow Monkeys - You don't own me


6 comentarios:

I 4/9/16 01:10  

Con esa voz que tienes no entiendo como es que estás soltera. Me acabo de enamorar de ella.

Blau 4/9/16 10:01  

Estoy desayunando con tu voz, tienes razón el tema es brutalmente sexy. :-)

Carol Blenk 4/9/16 19:40  

I,

Gracias por tus palabras, es todo un halago. Lamentablemente, la voz no es lo único que te abre ciertas puertas difíciles de abrir.

Carol Blenk 4/9/16 19:40  

BLAU,

Jajajajaja, me ha gustado imaginarme sonando alrededor de tu café ;)

Paola Vaggio 4/9/16 20:28  

Bravo! muy Scarlett Johanson. Sobre el tema del post, el tiempo y la experiencia debería servir para aprender a amar mejor, a tener relaciones más sanas, etc., aunque también me doy cuenta de que con los años todo el mundo lleva mochilas cargadas de miedos y alarmas. Así que... no sé!

Carol Blenk 4/9/16 20:37  

PAOLA,

Jajajajaja, claro, muy Scarlett... El tiempo y la experiencia no les sirven nada a los tíos, creo que deberíamos hacerles un reset a todos para empezar desde cero. Me voy a ver el documental de El Bosco en TVE2 ;)

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer