Si soportas el final del concierto, estás salvado para siempre



Un día cualquiera te das cuenta de que estuviste en aquel concierto, de que cantaste a pleno pulmón mientras se te caían las lágrimas de la belleza incontrolada. Lo hacías por Madrid, porque el mundo podría acabarse al día siguiente y era necesario exprimir el tiempo, por tu felicidad real, por todos y cada uno de tus huesos brincando en sincronía con tu voz.

Tengo la sensación de que me acabo de salvar de algo.



Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer