No creo que te importe saber



No creo que te importe saber
Que no he vuelto a usar pijama
Nunca más
Y que ahora cocino quinoa
Algunos domingos
Como los modernos
De los que tanto nos burlábamos.

He descubierto algunas canciones
Que te gustarían
De esas que tienen las letras tan torturadas
Que te derriten
Los vinilos.

No creo que te importe saber
Que ya no uso lentillas
Por aquello de mi ojo derecho
Y que apenas bebo
Porque siempre me sienta tan mal
Que me desprotejo
Como una mansión sin alarma.

Salgo con Elena
Muchas tardes
Y me pregunta por ti
Hablamos de lo complicado
Que es coincidir con alguien
En las coordenadas exactas
Guardando la distancia adecuada
Como decía Christina.

No creo que te importe saber
Que me he hecho tan mayor
Sin dramas
Sin envidias
Sin análisis de sangre
Y que soy bastante feliz
En mi piso
De balcón pequeño.

Hoy encontré una lista de la compra
En uno de esos folios
Que conservo para reciclar:
Guisantes, leche, garbanzos...
He recordado que la escribiste
Para aquel verano en la playa.

No creo que te importe saber
Que la he roto en mil pedazos
Qué más podría haber hecho
Con ese fragmento de agosto
Que estaba ahí,
Agazapado
En mi archivador rojo.

Después ha sonado
Aquel tema de Tulsa
Y he sonreído al escuchar lo de
Yo no soy una de esas
Ilustres amigas tuyas
Que la comen tan bien.

Y he sabido que
Si alguna vez la vuelves a escuchar
Te acordarás de mí.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer