Los cachorros prisioneros



Los cachorros prisioneros
Son liberados
Todos los viernes
A las cinco de la tarde.

Y se abrazan a sus madres
Se cuelgan de sus cuellos
Únicas sogas que los salvan
De cinco días de llantos
Mocos y tierra en los cabellos.

No entienden porqué los abandonan
Tras un verano
De playa, helados y canciones al sol.
Qué les ha debido pasar a sus madres
Para que actúen con esa crueldad
Y se desentiendan de ellos.

Las horas pasan lentas
Sin que ellas les abracen
Y les digan al oído
Que no están solos
Que no están presos
Que se acabarán acostumbrando
Y que pronto aparecerán
Amigos, nuevas canciones
Guapas profesoras con batas a cuadros
Y entonces no querrán abandonar el colegio.

Mas hasta ese día
Las clases son la peor de las prisiones
Porque el timbre nunca suena
Las ventanas son duros barrotes
Y el resto de críos
Extraños
A los que nada les une.

Se quedan sentados
Toda la mañana
Siempre con el abrigo puesto
Y la mochila al hombro
Como esperando un descuido
Para salir corriendo.

Los cachorros prisoneros
Pasarán los días
Soñando con los viernes
A las cinco de la tarde
Cuando tras las rejas
Aparezcan las madres
Superheroínas anónimas
Para salvarles
Cogiéndoles
De las manitas
Temblorosas
Y diminutas.

En un colegio
De una ciudad lejana
Hay un cachorro que llora
Más alto que los demás.
Y aunque sé que jamás
Volveré a verle
Que jamás sabrá que le escribo
Y que le quiero de verdad
Pienso en su pena
Y la hago un poco mía
Echándole de menos
Echándonos de menos
Aquí
En el silencio de mi casa
Mientras suenan en su honor
Los Klaus & Kinski.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer