DÍA 5 (tan sólo deseo estar bien)

It’s my fault, my dear, no debería haberte arrastrado a estar aquí.

Me habla de perfil sin mirarme, como siempre. La observo y veo que una lágrima se desliza por debajo de sus gafas de sol, las Chanel blancas, sus preferidas.

—No es tu culpa, me habría pasado igualmente, aquí o en Barcelona, mi cuerpo ya lo estaba incubando desde hace días.

Finalmente he recibido la visita del médico, un especialista que ha venido del exterior y que me ha recetado antibióticos, esos tan modernos que te tomas tres comprimidos en tres días y en teoría tu organismo se queda limpio. También me ha dado unas pastillas para después de las comidas, tres veces al día, y un spray para los colmillos. Bueno, para esto último creo que ha improvisado un poco porque me he percatado de su extrañeza y asombro al ver cómo se me habían desarrollado. No ha comentado nada al respecto.

Antes de irse ha cuchicheado algo con la sra. Blenk, he sido incapaz de captar el mensaje y, tras esas breves palabras, me ha puesto una inyección, para que esté tranquila esta tarde, me ha dicho.

No me veo capaz de escribir nada más por hoy. Tan sólo tengo ganas de cerrar los ojos y dormir. Daría lo que fuera por poderlo hacer ocho horas seguidas, tan sólo pido eso.

2 comentarios:

noor 2/8/16 21:55  

Reponte lo antes posible...cuando una esta mal..animica o fisicamente todo es mas relativo y lo unico q se desea es q pase rapidamente...asi q a ver si es verdad esas pastillas hacen efecto rapido...espero q esta noche descanses largo y tendido..besos

Carol Blenk 3/8/16 17:44  

NOOR,

Muchas gracias :)

Las pastillas aún no han hecho demasiado efecto, supongo que aún es pronto. Sigo despertándome al amanecer, un rollo pero bueno, paciencia...

Besos.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer