DÍA 17 (la entrada de hoy es totalmente prescindible pero no he tenido tiempo de más ni mejor)


Me he despertado a las 6:30 y ya no he podido dormir. He empezado a pasar lista a todos mis despropósitos y extravagancias y, a pesar de que sabía que eso no me iba a relajar, mi mente ha seguido haciendo de las suyas. Cuando me desvelo siempre pienso en cuántas personas deben de estar desveladas como yo, a esa misma hora, en otras camas, en otras ciudades. Si el significado de desvelar fuera “quitar el velo” sería bonito, pensaba en la cama, y otras tonterías similares. También pensaba que tengo ganas de volver a Barcelona para ver un par de exposiciones que me atraen mucho: la de Bruce Davidson y la de Philippe Halsman. Queda superguay ir a exposiciones de foto pero yo no lo hago por hacerme la moderna ni la cultureta, que no sabía ni quiénes eran estos tipos hasta hace unas semanas. Me gusta ir a exposiciones porque me evado de todo, la sensación que tengo de inmersión es brutal, como cuando leo una buena novela o veo una buena peli, sencillamente es eso. Pasarme horas viendo arte me relaja mucho y es como si me metiera un chute de algo, una felicidad pasajera pero muy real. También tengo ganas de ir a visitar la casa de les Punxes, que la acaban de abrir, pero esto ya será en otoño, sin prisa. Y el Museo Picasso porque, aunque me avergüence decirlo, nunca lo he pisado a pesar de vivir al lado. Para Madrid me reservo la de El Bosco, que a mediados de septiembre la retiran y entonces… no puedo seguir escribiendo, me tengo que ir.


(Darth Vader, te amo. Ya tengo el aliciente para diciembre)

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer