DÍA 10 (necesito una alegría para mañana lunes, por favor)

Dispongo de seis minutos para escribir esta entrada. El día de hoy ha sido un desastre total. Sor Rocío me ha sacado de la cama esta mañana a las cinco y media y me ha dicho que ya estaba bien, que qué me había creído con el rollo ese de la fobia al sol, que lo que yo tenía era mucho cuento, además de una caradura impresionante. Así que a las seis ya estaba limpiando el huerto vestida de blanco y con un sombrero ridículo que me han dejado. La sra. Blenk me miraba desde lejos mientras fumaba un pitillo tras otro.

Las monjas están muy descontentas conmigo así que han decidido castigarme: una semana sin ducha, ir a la cama a las 23:30 como hora límite, nada de libros ni películas. Eso sería lo más destacable, el resto son tonterías como prohibirme el café y comer frutas “exóticas” (kiwis y piña, por ejemplo). Malditas sean.

En el fondo sé que me lo merezco. Los últimos días me he comportado como una petulante, como una arrogante, una altiva y, lo peor de todo, como si tuviera derecho absoluto a lograr todo aquello que quiero.

Odio esta sensación de vergüenza por mis actos. No debería haber ido a verla, debería haber tenido más juicio y elegir a otra víctima. Sólo rezo para que ella no sepa jamás qué es lo que ha pasado estos dos últimos días.

A ver cómo me lo monto yo ahora para seguir viendo Stranger things, que voy por el capítulo quinto. Las 23:34, me he pasado cuatro minutos, debo dejarlo aquí por hoy.

2 comentarios:

Paola Vaggio 8/8/16 00:53  

Mis monjas me han castigado sin cena y ahora no puedo dormir con el estómago vacío. Además tengo la avioneta aparcad en el mismo sitio desde hace 8 días y temo que alguien me la robe. Debería venderla pero siento apego de ese malo malísimo antibudista. Mi madre, la Sra. Vaggio, que como bien sabes también fuma y con boquilla, dice que vergüenza es robar. ;)

Carol Blenk 8/8/16 17:29  

PAOLA,

Déjate de historias y NO vendas la avioneta, sabes cuánto me gusta y lo bonita que es. Total, no te va a solucionar la vida entonces, ¿qué sentido tiene? Eso sí, muévela de sitio y ve cambiándola de ciudad, que eso siempre despista a los malvados.

La sra. Vaggio siempre tan elegante y distinguida, jajajaja. Miss her :)

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer