Dearest

Añorar: Recordar con pena la ausencia, privación o pérdida de alguien o algo muy querido (según la RAE)

El verbo añorar viene del catalán enyorar, me acabo de enterar y me ha parecido un detalle precioso. Me gusta mucho cuando las lenguas se hermanan así que saber que este verbo tiene su raíz en el catalán me ha encantado, debo reconocerlo.

Claro que, a su vez, enyorar proviene del ĭgnōrāre latino ("ignorar"), que después tomó el sentido de "ignorar dónde está alguien" y, más adelante, el matiz de "encontrarlo a faltar".

Apasionante, siempre me gustó la etimología.

Sin embargo, no siempre se añora con pena, como consta en la definición académica, a veces se añora con una sonrisa o con la esperanza de que no todo se haya perdido o haya sido en vano.

Llevo días añorando a alguien, sin pena, sin dolor, o al menos eso intento. Mis esfuerzos se dirigen a transformar todo lo que pueda haber de negativo o doloroso en un recuerdo o en una imagen que me acompañe. Joder, esto suena tan místico... Que no va conmigo, siempre he sido mucho más terrenal.

La añoro. A ella. A ella con todas sus virtudes y todos sus defectos. Añoro nuestros mensajes de buenos días, nuestros intercambios de noticias acerca de la situación política, nuestras canciones en Spotify. Añoro compartir con ella mis críticas acerca del mundo más mundano, explicarle que estoy bien jodida porque me han quitado una fuente de ingresos, porque veo a la sra. Blenk cada día más pequeñita, porque temo que cualquier día desaparezca y entonces estaré más perdida que en toda mi vida. Añoro ir a comer con ella a sitios pijos y deleitarnos con los platos o ver películas y explicarle el argumento. Pasear en silencio porque mentalmente estaba todo dicho. Añoro no poder explicarle que Natasha -mi planta carnívora- es muy bonita y que siempre me escucha cuando le explico qué he hecho durante el día, sé que mi Natasha le caería bien. Pero la añoro sonriendo, porque sé que en algún lugar existe y tan sólo debo llamarla para que me responda. Es una añoranza bonita, joder, es el saber que ella ocupaba un lugar y no querer que lo deje. La vida es realmente grande como para que las personas no tengan que competir por los huecos, cada uno ocupa su lugar, ella el suyo, así como ella tampoco podría ocupar el de otras. Cada persona es irrepetible; cada amor, diferente. No besamos igual a todas nuestras amantes así como no hacemos el amor de la misma manera con cada persona. Por eso, cada uno es único e irremplazable. Y da igual si ahora llegan unos labios nuevos, tres o catorce más, mi añoranza seguirá ahí, seguramente cada vez será más tenue, más invisible o más débil, lo sé. Pero no se borarrá, como las añoranzas pasadas de otras personas, se irán acumulando en el tiempo, en la vida, en mis sueños, no sé, por todos esos lugares. Maldita sea, me sueno a mí misma incomprensiblemente cursi, como cuando te grabas la voz y luego la escuchas, que te parece la de otra persona.

La añoro, pero la añoro bien, con estilo. Y creo que lo que más añoro de todo es que me lea.



6 comentarios:

Nuria (editora con carrito) 12/7/16 01:34  

Te ha quedado un post bonito, elegante y sentimental, pero no cursi... y sigue siendo tu voz y está bien añorar con estilo... tendrías que haber conocido a mi tía Julia, que a los 90 años añoraba con ese mismo estilo al mozo del que se había enamorado a los 17 y añoraba su gesto al quitarse la pinza con la que se recogía los pantalones para montar en bicicleta y que era la invitación a que caminaran juntos, él bicicleta en mano...

«La vida es realmente grande como para que las personas no tengan que competir por los huecos»

Me quedo con esa frase :)

Anna Pont 13/7/16 04:32  

Me gustó leer


Un saludo

Carol Blenk 13/7/16 13:24  

EDITORA, mil gracias, por venir de ti ya sabes que me eleva el ego escritor :)

Tu tía Julia sí que era auténtica, me parece increíble todo lo que cuentas de ella...

Y sí, en la vida hay tantos huecos... Es una idea a la que últimanente le doy muchas vueltas. Modo reflexivo on, ya ves.

Un beso.

Carol Blenk 13/7/16 13:25  

ANNA PONT,

Gracias, a mí me ha gustado que lo leas :)

Anónimo 22/7/16 07:01  

Me ha ENCANTADO
elena

Carol Blenk 28/7/16 12:28  

ELENA,

Gracias, me alegra :)

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer