Sentirte pequeña no implica que seas una pusilánime



Ayer pillé al azar uno de esos programas de Radio3 que tanto me gustan, era de música surf. Lo escuché mientras planchaba la ropa que me he de llevar al viaje por Europa. Pensé que no pegaba nada porque no voy a pisar ninguna zona con playa, voy a estar en tierras de interior. También añoré ir a la playa con una chica, tomar el sol en silencio, con ese olor inconfundible mezcla de bronceador y piel mojada en el ambiente. Comentar algo de vez en cuando, reír, comprar unas cervezas, besarte bajo el sol. Todo eso pensaba mientras ponía a punto mi ropa.

Vuelvo a tener miedo a volar, es inevitable. Intento ponerme en modo racional pero cada vez me cuesta más, no lo entiendo, con lo que me gustaba antes y ahora es algo que no soporto. Creo que es a causa de mi apego a la vida, de mis ganas de hacer cosas, de planear proyectos -aunque luego nunca los lleve a cabo, es uno de mis defectos. Y volar implica siempre un riesgo, aunque las estadísticas sean tranquilizadoras.

Voy a preparame algo para comer. Sólo me queda en la nevera un par de huevos, queso, algo de jamón, manzanas, una naranja y un par de kiwis. Con eso tengo que pasar todo el día. Suficiente.


2 comentarios:

noor 16/7/16 15:42  

Hola...este movil mio esta fatal..decia q yo tb echo de menos pasear por la playa cyando cae el sol con una chica..sentarse en la arena y ver caer la noche..
Buen viaje..disfrutalo

Carol Blenk 16/7/16 23:09  

NOOR,

Son cosas agradables que se suelen echar en falta cuando no se tienen... Pero bueno, cuando se vuelven a vivir entonces es la bomba de nuevo :)

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer