Añoranza bebé



Me he despertado con una mezcla de tristeza y de añoranza, empapada en sudor. He soñado con mi ex bebé, habían pasado muchos años y nos volvíamos a ver. Ella se acordaba de mí, era inverosímil pero en el sueño seguía teniendo dos años. Al verme, se ponía a dar saltitos de felicidad, sonreía como una loca y repetía sin cesar ¡es Carol, es Carol, es Carol! Como si no se lo acabara de creer.

Ella aún se acordaba de mí y yo me emocionaba en el sueño. 

Después he escrito a P y le he dicho que estaba muy triste. Me ha recomendado que no me niegue la añoranza bebé, que es normal que la eche de menos, que era un ser puro inocente, que me lo debo permitir. Le he dicho que escribiría un post porque necesito soltar todo esto, como los barcos que sueltan la carga para seguir avanzando. O como esos globos que alquilas durante una hora o dos.

Más tarde he estado llorando. He llorado todo lo que no había llorado antes, lo tenía acumulado, supongo. He recordado su piel de bebé, los juegos que me inventaba para ella -como aquellos trozos de madera que eran amigos y conducían un coche para irse de picnic al campo- he recordado su tienda de campaña, repleta de juguetes, su manía de no querer subir al carrito, su voz, su sonrisa, todo lo que ya no tengo y tanto me enternecía.

Ha sido una mañana de mierda, para qué negarlo.

Supongo que tengo que pasar la añoranza como quien pasa una gripe.

Y ahora a hacer la maleta otra vez. Mañana me voy al convento, como cada verano.

Pero eso ya forma parte de otro post.

...................................................................................................................................................................
 

Acabo de descubrir que esta canción es una versión de un gran poema de Luis García Montero. Por lo visto, Quique González la escribió para Enrique Urquijo y él también la incluyó en uno de sus discos.

Me recuerda a ella, a la madre de mi ex bebé. Aunque ella no lo sepa.

3 comentarios:

Dot 30/7/16 00:44  

Yo también creo que es normal el duelo, y triste. Un besito
Farala

Anónimo 31/7/16 08:26  

Me encanta esa canción. ..yo tb llevo dias de llorar así sin más
Abrazo
Elena (y sus bebes ;)

Carol Blenk 31/7/16 11:35  

FARALA,

Sí que lo es, ya lo creo, la pena es estar tan lejos y no poder recibir un abrazo, eso sería muy reconfortante.

ELENA,

¿Lloras? eso déjaselo a tus bebés, ¿no? ;)

Besos mil.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer