Federico, el hombre que se siente matar por lo que no entiende







"Huellas inéditas del último amor de Lorca", así se titula el artículo que quiero recomendar hoy por dos motivos: en primer lugar, porque contiene una información que me ha parecido apasionante y, en segundo lugar, porque su autor -Antonio Lucas- lo ha escrito de una forma tan preciosa que lo he tenido que leer una segunda vez en voz alta para recrearme en la belleza de sus palabras. Este artículo es en sí mismo un poema.

Leedlo, por favor. Para recordar a Rafael, último amor del poeta, al que dejó un ajuar de cariños en dedicatorias y dibujos.

2 comentarios:

Maine 9/5/16 13:40  

Sobrecoge leer el momento en que Rafael se entera de cómo ha muerto su amante, y cómo a partir de entonces combate loco y ciego por la República. La rabia y la pena que debía disparar todo su cuerpo hecho metralla. Ay, Federico, con tantos como te advirtieron que no hicieras ese viaje a Granada, el que sería el último, y tú te empeñaste tanto en volver a verla... Sólo 38 años. Un absoluto genio, sólo con 38 años, y lo mató la escoria más analfabeta de la tierra.

Carol Blenk 10/5/16 11:55  

MAINE, Granada es una tierra tan bella que supongo que no pudo dejar de volver a ella, como se vuelve a esos amores terribles que sabemos que al final nos van a acabar matando también.

La escoria más analfabeta, qué bien lo has definido.

Un beso.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer