Siempre vuelvo a los Simpson y el día en que no lo haga méteme un balazo sin dudarlo



(Este dramático tema de Bjork con aire flamenco me sirve para este martes en el que reina el viento)

Acabo de estrenar gafas y me siento algo rara. Son muy ligeras y bonitas, eso me parece, cada vez que me cambio de gafas creo que también lo hago de cara, es curioso. Mi oftalmóloga ha decidido modificar la graduación, me la ha bajado porque considera que veo perfectamente con menos dioptrías así que ahora debo acostumbrame a los cristales. Es como cuando te dicen que vas a cobrar menos, que te puedes apañar igual, o que has de limitar el número de cervezas o de tabletas chocolate. Puedes vivir con menos, dear.

Al regresar a casa, tratando de no perder el equilibrio a causa del viento, he recordado el capítulo en el que Bart vende su alma, es uno de mis favoritos de los Simpson. Él vende su alma a Milhouse y éste la revende a su vez. Al principio no sucede nada pero poco a poco Bart se va percatando de que no tener alma te convierte en una especie de ser inanimado, podría decirse. Las puertas automáticas no se abren a su paso, no logra empañar los cristales con su aliento, su madre, al abrazarlo, dice que lo siente raro, como si le faltara algo, su perrillo le rehuye. Es una situación terrible. 

Eso pensaba al volver, en cómo debe de ser no poseer alma o, peor aún, haberse desprendido de ella a cambio de cualquier otra baratija.

2 comentarios:

Anónimo 10/2/16 15:48  

Así andaba Dorian Grey, en los días bajos. Yo también ando rara desde el lunes y buscándole razones al malestar me encontré con que esta semana empezamos con luna nueva, o negra, según quien la mire.
Salud y amor,
Natalia

Carol Blenk 11/2/16 17:08  

NATALIA, curiosa tu relación con Dorian Gray que, por cierto, es un personaje que me apasiona. Puede que la luna influya más de lo que creemos en nosotros y en nuestro estado anímico, somos como las mareas.

Un saludo.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer