Gracias, George, por todas esas canciones y esos solos de guitarra inconfundibles

Cuando George Harrison sacó Cloud nine yo tenía trece años y recuerdo perfectamente la ilusión al recibir el vinilo, fue un regalo. Me encantaba la portada, que saliera en ella con su Gretsch auténtica de la época de los Beatles, sus gafas de sol modernísimas, su camisa tan chula. Era un trabajo muy comercial pero debo reconocer que me encantó y durante mucho tiempo estuve sin sacarlo del tocadiscos. Fue bonito que George Harrison volviera a estar de moda con aquel videoclip, Got my mind set on you.

Hoy me ha caído del cielo una de las canciones, creo que debe de hacer por lo menos veinte años que no la escuchaba y me he quedado paralizada. Yo por aquel entonces era muy cría y apenas entendía las letras, estaba convencida de que iba de amor pero hoy me he dado cuenta de que no, que es algo mucho más intenso. Es un tema de tortura existencial, cómo iba yo a entender de eso a los trece. Ahora lo sé.


Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer