Ike y John Lennon

Ike murió el 8 de diciembre de 2011, el mismo día que John Lennon. No llegué a conocerle en persona, tan sólo intercambiamos algunos correos, pero eso me bastó para darme cuenta de que era un ángel

Estaba muy enfermo de una de esas extrañas dolencias incomprensibles que nadie entiende y que todo el mundo cree que no van a llegar a tu vida. Ike, amigo, iremos a verte cuando estés un poco mejor. Y por dejar el tiempo pasar, por no coger un puto avión, se nos fue. 

Creemos que vamos a estar en este mundo para siempre, que nunca enfermaremos, que las personas a las que amamos nunca se van a separar de nosotros.

Pero los ángeles también se marchan.

Sigo sintiendo mucha pena por él, tal vez es incomprensible porque nunca fuimos los mejores amigos del mundo. No sé. Supongo que lo asocio a una de esas pérdidas injustas y fulminantes (¿acaso no lo son todas?, me recrimino a mí misma).

Llevo casi dos días con un dolor de cabeza insoportable. Hoy he caminado una hora y cuarenta y cinco minutos exactos. Necesitaba que me tocara el aire frío, caminar sin pensar en nada, dejarme llevar sorteando peatones. Creo que estaba esquivando volver a casa.

Ha sido un día muy extraño. La sra. Blenk me ha contado muchas cosas y yo la he escuchado lo mejor que he podido, su inglés profundo no me permite acercarme más a su discurso. Luego me ha formulado algunas preguntas bastante incómodas y las he intentado evitar, sintiéndome una estafadora de sentimientos.

Mientras caminaba esta tarde he pensado en ella. En que algún día también se marchará y con ella desaparecerán también todos esos secretos y emociones que nunca compartimos y que siempre me atraviesan la garganta.

Hoy me he dado cuenta de que ella también es un ángel.

Y he sentido mucha tristeza.


(Hace unos meses estuve justo delante del edificio Dakota, en Nueva York. Me quedé parada frente al portero, con ganas de colarme dentro para asomarme un poco. Lo sé, soy la típica mitómana pero es que aquello era demasiado fuerte para mí. Después de estar un buen rato mirando, decidí que ya era hora de marchar).

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer