Valientes son los que declaran su amor sólo a quien lo merece

Esta mañana he ido al cementerio con la Sra. Blenk y con dos de mis hermanas, la pija y la divorciada. Tal y como marca la tradición, hemos acudido a cambiar las flores de mi padre y a estar un ratito en otras tumbas conocidas. Hacía un día de verano, he ido sin chaqueta y con unos de mis tejanos favoritos. He limpiado la lápida con limpiacristales y un trapo gris, con las gafas de sol puestas. No me pongo triste en esa situación pero hoy he sentido un escalofrío mientras limpiaba, que lo cierto es que limpiaba sobre limpio porque la lápida nunca está sucia debido a su situación. Siempre le da el sol. El caso es que de repente he pensado en quién limpiará mi lápida y se me ha encogido el corazón. Reconozco que ha sido un pensamiento algo macabro pero me ha venido de repente y no he tenido tiempo de esquivarlo. He pensado en mis hermanas, en mis sobrinos, en mis amigos. Mi hermana pija ha dejado caer que no quiere que la entierren, que desea incinerarse y yo le he dicho que no, que yo quiero algo tradicional, que me entierren como siempre se ha hecho, que se me puedan poner flores. Joder, vaya post más animao.

Aparte de eso, todo bien.

He conseguido una buena copia de Juegos de guerra. Mi película de la infancia. No sé si he hablado alguna vez de ella. Recuerdo que mi hermano tenía un Amstrad y, tras ver la peli, me quedé tan impactada que pasé un tiempo creyendo que podría acceder al Gobierno o a otros organismos. Me veo a mí misma peinada con una trenza, tecleando comandos absurdos y exageradamente lógicos sin recibir ninguna respuesta.

Es una película maravillosa, todos los críos deberían verla aunque creo que ahora no tendría el impacto que tuvo en los ochenta. Todo ha cambiado de una forma espectacular. Igual me la reservo para mañana domingo.

Y, ya para concluir, una canción increíble del último disco de Ricardo Vicente. Porque sigo teniendo mucha esperanza en el presente y, aunque a veces no lo parezca, en el futuro.


3 comentarios:

Blau 8/11/15 14:16  

Detective, yo también soy de estas tradiciones pero sé que conmigo no se seguirán, así que por mi bien estoy con tu hermana la pija, que no me entierren.

Y para alegrar el comentario, hoy fue la cursa de la dona, muy emotiva y alegre, día de primavera total.



Francis Black 9/11/15 19:33  

Juegos de guerra !!!!! de esa peli tengo una anécdota, fui con un amigo a un vídeo club y él la quería coger y yo no, le dije esta peli sera mala una tontería de ciencia ficción, a mi ya de pequeño la ciencia ficción no me gustaba nada. Al final la alquilamos y yo pille un cabreo grande y fuimos a verla, mientra la veía me iba gustando pero claro no lo quería reconocer, eramos varias personas, niños todos, y a todos les gustó y yo, vaya mierda de película.

Alguna vez la he vuelto a ver. Es muy buena.

Carol Blenk 11/11/15 19:44  

BLAU, yo quiero pensar que a mí alguien me llevaría flores aunque suene súper triste verbalizar ese pensamiento. Y es algo absurdo porque llevar flores no implica amar más o recordar más, no tiene nada que ver. ¡Muy bien lo de la cursa de la dona!

FRANCIS BLACK, me ha encantado tu historia. Y que hasta el final mantuvieras con orgullo tu opinión y tu prejuicio. Tengo ganas de verla, desde que era pequeña han pasado siglos.

Besos mil.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer