Hay días en que una no tiene nada que interesante que decir y lo mejor es optar por un silencio amarillo

No sabía que Malik Bendjelloul, el director de Searching for Sugar Man, se suicidó el año pasado. Me he quedado consternada. Este tipo sólo hizo ese documental, una obra maestra, deslumbrante, perfecta, no se trata de un documental más.

Si alguien no ha visto aún Searching for Sugar Man, por favor, que lo haga ahora mismo. Narra una de las historias más impresionantes que he conocido jamás. Y ese documental, además, posee el valor de que me salvó de mí misma en el verano de hace unos años.


Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer