Tokio nos va a tener que esperar un poco más pero siempre nos quedará Cuenca



Tiendas, tiendas, tiendas, coches y tiendas
pasos de cebra,
más coches, más tiendas
no ayudan a pensar.
Fue como el chiste del inglés,
del francés y el español.

Uno de los tres engañó a los otros dos,
se abre el telón, y sales tú con él
en la misma habitación
en la que en su ausencia
a veces salgo yo.


¿Cómo se llama esta canción?
¿Cómo se llama? Adivínalo.

A veces te quiero, y a veces no. 

He descubierto a Luis Brea y ya estoy colgada de su música. Me encanta este tipo, sus letras, su estilo, su voz, su pose. Me gusta porque te lo podrías encontrar en la cola del supermercado y no repararías en él. Me llega porque todas sus canciones me parece que hablan de mí o de mis historias y eso me parece brutal, que no lo digo en plan "soy el ombligo del mundo" sino en plan "me gusta sentirme algo arropada en este lunes terriblemente frío en el que hoy a las siete de la mañana marcaba un grado en la calle".

Cuánta belleza a veces, joder.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer