"Si tuviera que vivir mil vidas..."

Aquí en el convento paso muchas horas leyendo, además de realizar otras tareas varias como las que me indican las monjas: regar, limpiar el huerto de malas hierbas, cocinar, etc. No tengo mucho tiempo porque escribo esta entrada desde el iPhone, lo conseguí colar gracias a mi madre pero no tengo cargador así que tengo que dosificar con precaución la batería hasta que salga de aquí.

Hoy sólo escribo para recomendar una novela fantástica: ¡Melisande! ¿Qué son los sueños?, de Hillel Halkin y, dicho sea de paso, traducida con todo el esmero y la perfección del mundo por Vanesa Casanova. En la página de Libros del Asteroide (una editorial muy indie) hay muchas reseñas.

No puedo extenderme tanto como me gustaría pero sólo quiero resaltar que se trata de la mejor novela que he leído en mucho tiempo, se ha convertido en una de mis historias favoritas. No deseo explicar nada sobre el argumento, simplemente se trata de una historia de amor, de recuerdos, de literatura, de pasión, de la vida en estado puro nada más y nada menos.

Los grandes libros te dejan así. Con un nudo en la garganta, con la sensación de que la vida se va gastando y no la apuramos lo suficiente, con ganas terribles de vivir al máximo como los personajes de la novela, de sentir lo que ellos sienten... Las grandes novelas te dejan temblando, tiritando de la emoción, con los ojos más intensos que nunca.

De ahí mis ganas irrefrenables de contarle a todo el mundo lo buena que es Melisande.

La he devorado en tres tardes. Y he soñado con vivir una historia como la de Hoo y Mellie. Me gusta que los amantes se llamen con nombres secretos, con apodos ingeniosos que sólo suenan así en los labios de la persona amada.




Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer