"No es fácil para mí ser romántica", decía Céline en el taxi



Desconozco muchas cosas. Esta mañana, por ejemplo, me he enterado de que Julie Delpy tiene un par de discos. Es una información que no me va a cambiar la vida, desde luego, pero que me ha hecho saltar de un pensamiento a otro, como es habitual en mí.

Es uno de julio e, irremediablemente, pienso en cómo será el verano. Deseo con todas mis fuerzas convertirme en Jesse, el de Before Sunset -que es la que más me gusta de las tres- aunque comprendo que eso no me va a suceder, es algo demasiado peliculero. Ni siquiera sé francés, no sé adónde pretendo ir. A una conversación de horas y horas por la noche parisina, por ejemplo. Como ellos.

Hay días en los que me gustaría ser algo más fuerte y no haberme desencantado de tantos tópicos y lemas latinos. Omnia vincit Amor, por ejemplo. Suelo preguntarme si es bueno o malo dejar de aferrarse a ciertas ideas o volverse algo más incrédula. En realidad me da pena pisotear la sentencia virgiliana pero es lo mejor, como ser consciente de que fumar no es saludable así como el exceso de copas.

- Vas a perder tu vuelo...
- Ya lo sé.


Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer