Igual algo no funciona en mí muy bien, como dice Nacho



Hoy voy a conocer a la bebé de unos amigos. Me emociona mucho ver a un cachorro pequeño, aterrizando de repente en este mundo a veces tan extraño.

De repente te das cuenta de que practicamente todo el mundo está formando una familia, con sus pequeños cachorros, con sus coches pagados a plazos, con sus casas de balcones minúsculos.

Y tú te miras a ti misma tratando de ser lo más objetiva posible, intentando saber -o descubrir o lo que sea- por qué nadie se queda a tu lado. Y te ves un sábado emborrachándote en un restaurante italiano en un pueblecito de la costa de Girona, comiendo nachos con guacamole y compartiendo una pizza. Te ves a ti misma sacando mil fotos como hace diez años, aunque las de ahora son más falsas, son casi un fraude porque las añades mil filtros y las pones sombras y tintes vintage de esos que están tan de moda.

Incluso te apena pasártelo tan bien y sonreír y ser una tipa graciosa a ratos y recordar el nombre de una película a las cuatro de la mañana cuando tus acompañantes -menos ebrias que tú- te dan pistas más absurdas que tu despeinado peinado a esas horas.

Te apena no ser capaz de tomar una decisión -la decisión de tu vida- no lograr pronunciar un o un no sin temblar. Te ves mayor y lo compensas con escotes, marihuana, cafés con cafeína y alimentos antilight. Lo compensas escuchando con la mayor rabia del mundo las canciones más lentas del mundo.

Te sientes como esos marineros de las coplas que tratan de no encariñarse con nadie porque cualquier día -sin saber fecha ni hora concreta- tendrán que volver a la mar sabiendo que no podrán regresar jamás al mismo puerto.

Como el que fue el mejor superhéroe, perdido con la capa rota.

2 comentarios:

Anónimo 24/7/14 13:13  


A veces nos perdemos en nostras mismas, vemos la puerta de salida, y ese primer paso que nos acerca a ella, si...no..y ahí nos quedamos , en la duda. Joder a ver si doy el paso de una puñetera vez.

Un abrazo, feliz y fructifero retiro.

Saluditos extremeños

Carol Blenk 24/7/14 20:18  

ANÓNIMO, eso es, a veces nos dejamos paralizar por nuestras dudas pero no hay que quedarse en eso sino avanzar en la dirección que sea. Si algo estoy aprendiendo es que en esta vida detenerse en un punto suele ser un error. Nunca hay que quedarse con la duda, con el "y si hubiera hecho esto..."

Un saludo.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer