Con Battiato ni meterse



Ojalá Franco Battiato me sacara a bailar. Me parece un tipo extraordinario, al menos en los ochenta. Un valiente que se movía como un loco ante las cámaras de la RAI, luciendo su reloj en la mano derecha, como los limpios de corazón.

Esta canción es realmente inspiradora. Siempre que lo escucho le empiezo a dar vueltas al tema del centro de gravedad y me pregunto, me cuestiono, si tal vez algún día sentiré que yo también tengo ese norte al que aferrarme. Igual soy una de esas personas que viven en modo peonza constante y más me valdría dejar de darle vueltas a esa búsqueda.

Mientras, dejo resbalar la tarde mientras me bebo un vaso de agua fría con un chorrito de limón.

Cerco un centro di gravità permanente
Che non mi faccia mai cambiare idea
Sulle cose sulla gente 


PD: Siempre habrá zorrillas sueltas que pongan en peligro nuestra estabilidad, mi querida CM, pero no te preocupes porque si los castillos son lo suficientemente fuertes nada ni nadie podrá echarlos abajo. La mejor lucha -y el mejor antídoto- es siempre el sentido del humor. No lo olvides.

4 comentarios:

Anónimo 4/7/14 11:57  

Me gusta el concepto aspirante a zorrilla, es mejor mirarlo todo con humor aunque cueste. Un abrazo CM

Carol Blenk 4/7/14 12:33  

Querida CM: lo de aspirante a zorrilla me encanta, es muy muy denigrante ;)

sparkling 7/7/14 22:53  

Por qué los limpios de corazon llevamos el reloj en la derecha. Lo sabes?

Carol Blenk 10/7/14 17:26  

SPARKLING, pues lo cierto es que te confesaré algo: esa es una de las teorías que me suelo inventar. Pero no hay que desconfiar de todos los que llevan el reloj en la izquierda :)

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer