Lo mejor de esta entrada es, sin duda, el vídeo

Ayer, durante la movida del nuevo rey, vi a Noneim, mi caballo. Llevaba la bufanda republicana que le tejió mi madre, estaba entre la multitud de caballos de la guardia real, camuflado entre ellos, pero tuve tiempo de verlo en los dos segundos que duró el plano en mi televisión. Me sentí inquieta y preocupada porque sabía que iban a detenerlo... y así fue. Me llamó una amiga desde Madrid.

- Carolina.
- Que no me llames así, que así sólo me llama mi madre.
- Vale, Carol, vale.
- ¿Qué pasa?
- Supongo que lo has visto, ¿no?
- Sí, lo sé, tienen a Noneim.
- Puedo pagar la fianza si quieres.
- Te lo agradezco pero sabes que sigo sin poderme hacer cargo de él...
- Lo sé, Carol, pero no puedes dejarlo ahí toda la noche.
- Gracias.

Detenido por republicanismo animal. Es lo que me faltaba.  

Estoy muy harta de todo. De que me impongan el catalán, de que me impongan el castellano, el inglés, de que me atraganten con sus banderas, de que me prohíban lucir las que yo quiero. Quiero un destino nuevo donde poder salir y respirar sin que me parezca que estoy dentro de una vigilancia y control invisible.

Igual dentro de poco nos prohíben escuchar a Madonna, desayunar más tarde de la una de la tarde o llevar camiseta amarilla en invierno. A veces la vida me parece bastante absurda y me apena. Y entonces quisiera saber ser algo más responsable y cuidadosa.

Me consuelan algunas letras realmente fantásticas para evadirme de tanta injusticia animal...

Now if you're gonna act like a bitch
Then you're gonna die like a bitch



Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer