Al verme las flores lloran, aunque no lo cante Camarón



Estoy a punto de cumplir cuarenta años y hay días en los que me muero del miedo. Un miedo no definido, inexplicable, invisible y pequeño.

Esos días llueve de manera intensa, me gustaría ocultarme en casa, bajo una manta salvaje mientras suena la única canción de Serrat que puedo soportar, ya que él me parece uno de los grandes pesados del mundo musical.

6 comentarios:

Blau 26/5/14 14:08  

Detective, espero que hagas una celebración a la altura. Como no puede ser de otra manera, me autoinvito a la misma.

Créeme, nada volverá a ser igual, te llevo 5 y sé de que hablo :-)

Carol Blenk 29/5/14 11:54  

BLAU, no creo que lo celebre demasiado, conforme avanzan los días me hago más pequeña... Jajajaja, gran ayuda la tuya, espero que lo de "nada volverá a ser igual" signifique que "será cada vez mejor" ;)

Anónimo 31/5/14 00:53  

¿Cómo que no se celebrará? Por supuesto que se celebrará. Quieras o no, contigo o sin ti. Mira cá que te monto una fiesta en un pis pas XD

Carol Blenk 31/5/14 21:59  

ANÓNIMO, envíame un whatsapp y díme eso en directo, anda.

Blau 1/6/14 11:41  

Cuan y donde es la fiesta Anónimo? cuenta conmigo y la Noia, hala.

Carol Blenk 2/6/14 21:25  

BLAU, jajajaja ;)

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer