Pensamientos en directo que me roban horas de sueño y de lucidez, aunque a estas alturas no sé cómo no me he acostumbrado ya a ello



Quiero una chica como la del videoclip, me da igual que sea la rubia o la morena. Tal vez mejor incluso la morena, que tiene como más estilo. La estética y el estilo son tremendamente importantes. Una chica que por las mañanas me muerda los hombros y me lama el cuello, que sea capaz de ponerme cachonda sólo con mirarme profundamente. Que haga temblar mi cama y tenga que comprarme una nueva cada semana. Que me sacuda el alma y me desordene las ideas como cuando empiezas una partida de dominó y mezclas las fichas, eso es lo que quiero, que mezcle mis objetos y rompa este jodido orden. Que tenga narices de llevarme la contraria y que se ría de mis pensamientos torturados. Que nunca me tome confianza y que me obligue a dormir ocho horas seguidas cada día. Que me secuestre en la cama entre semana y me haga café y me ponga un cigarrillo encendido en los labios. Que no se interese por mi pasado ni por mi futuro y que me venga a buscar al trabajo y me bese delante de todos los imbéciles que me caen mal. Que se cargue todas mis creencias con un balazo y luego me pinte los labios para besarme una y otra vez. Que me abrace por las noches como un candado reluciente que se cierra y que se abre de forma infinita. Que le quite la comida a los monstruos que habitan bajo mi cama para que no vuelvan en una temporada o, mejor, para que no vuelvan nunca. Que me salve un poco, sólo un poco, porque a las detectives nadie las salva para siempre, que eso nadie lo puede lograr por mucho que lo intente.

7 comentarios:

Amicus 16/1/14 16:23  

Claro que se puede salvar a las detectives para siempre. Sólo se necesita paciencia y que las detectives se dejen salvar ;)

Carol Blenk 17/1/14 00:52  

AMICUS, qué amable eres. Lamento decirte que te equivocas pero de verdad que gracias por creer en la humanidad ;)

Anónimo 17/1/14 13:26  

Amén.
Un beso, Carol!

Anónimo 22/1/14 12:43  

pero cómo me gusta tu blog!! Bekiddo

dintel 22/1/14 18:27  

(Sonrío)

Anónimo 31/1/14 03:02  

¡Vaya!, ésta es una de tus entradas más conmovedoras. Llevo años leyéndote y hoy me he quedado en pausa: me has recordado a Sarah Kane (Crave):

…y sentarme en el borde de la bañera mientras te bañas y hacerte masajes en el cuello y darte besos en los pies y llevarte de la mano e irme contigo a cenar y que no me importe que comas de mi plato y encontrarme contigo en el Rudy's y hablar del día y teclear tus cartas y llevar tus cajas y reírme de tus paranoias y regalarte discos que nunca escucharás y ver películas buenísimas y ver películas malas y quejarme del programa de radio y hacerte fotos mientras duermes y levantarme para prepararte café con tostadas y salir contigo a tomar un café al Florent en medio de la noche y dejar que me robes los cigarrillos y que nunca tengas fuego y contarte lo que vi en la tele la otra noche y acompañarte al oculista y no reírme de tus chistes y desearte por la mañana pero dejarte dormir un poco más y mientras darte besos en la espalda y acariciar tu piel y decirte cuánto me gusta tu pelo tus ojos tus labios tu cuello tu pecho tu culo y sentarme a fumar en la escalera hasta que vuelva tu vecina y sentarme a fumar en la escalera hasta que vuelvas y preocuparme cuando te atrases y asombrarme cuando te adelantas y regalarte girasoles e ir a tu fiesta y bailar hasta quedar negro y estar triste cuando me equivoque y feliz cuando me perdones y mirar tus fotos y desear haberte conocido desde siempre y sentir tu voz en mis oídos y sentir tu piel contra mi piel y tener mucho miedo cuando te enojes y se te ponga un ojo negro y otro azul y tu pelo hacia la izquierda y una cara de oriental y decirte estás preciosa y abrazarte cuando estés ansiosa y abrazarte más cuando sufras y desearte sólo con olerte y gemir cuando esté a tu lado y gemir cuando no esté a tu lado y babear sobre tu pecho y envolverte toda la noche y sentir frío cuando me quites la manta y sentir calor cuando no lo hagas y derretirme cuando sonrías y desintegrarme cuando rías y no entender y preguntarte por qué crees que te estoy rechazando cuando no te estoy rechazando y preguntarme cómo puedes pensar que yo sería capaz de rechazarte a ti y preguntarme quién eres pero aceptarte igual y contarte acerca del ángel del niño del bosque encantado que voló sobre el océano porque te amaba y escribirte poemas y preguntarme por qué no me crees y tener un sentimiento tan profundo que no encuentra palabras y querer compartirte un gatito y sentir celos de él cuando reciba más atención que yo y retenerte en la cama cuando te tengas que ir y llorar como un bebé cuando finalmente te vayas y vaciar los ceniceros y comprarte regalos que no quieras y llevármelos otra vez y pedirte que te cases conmigo y que tú me digas que no otra vez pero siempre fue en serio desde la primera vez y deambular por toda la ciudad pensando que sin ti está vacía y querer todo lo que quieres y pensar que me estoy perdiendo y saber que contigo estoy a salvo y contarte de mí lo peor e intentar darte lo mejor porque tú lo mereces y contestar tus preguntas cuando prefiera no hacerlo y decirte la verdad cuando en realidad no quiera e intentar ser honesta porque sé que tú lo prefieres y pensar que todo se acabó pero aferrarme allí durante diez minutos más hasta que me eches de tu vida y te olvides de quién soy e intentar acercarme a ti porque es hermoso aprender a conocerte y el esfuerzo vale la pena y hablarte mal en alemán y peor en hebreo y hacer el amor contigo a las tres de la madrugada y de alguna de alguna manera comunicarte ese amor abrumador arrasador incondicional omnipresente y sempiterno que enriquece el corazón y libera la mente ese amor eterno y presente que siento por ti

Carol Blenk 2/2/14 21:50  

ANÓNIMO, pues eso, amén :)

BEKIDDO, gracias, ¡guapa!

DINTEL, eso está muy bien :)

ANÓNIMO, me ha encantado ese fragmento, no conocía a la autora y he estado investigando acerca de ella. Es fascinante. Muchas gracias por el descubrimiento. Me ha parecido un texto deslumbrante y muy muy inspirador.

Besos mil.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer