Los mejores casos siempre se resuelven con los labios bien rojos y un pitillo colgando



Este mediodía, mientras caminaba por la calle, me he chocado contra una especie de poste de metal. Ha sido un golpe estúpido, totalmente evitable porque se veía perfectamente pero yo andaba por donde no tenía que andar, supongo. He seguido mi trayecto como si tal cosa a pesar de que un chico me ha visto golpearme y me ha sonreído con un gesto, como queriendo decir te has debido de hacer un daño, chica...

Pensaba que no había sido nada pero al cabo de unos minutos he sentido que la sangre me resbalaba por la cara, me he palpado la frente y la tenía sangrando. Qué golpe más absurdo y más inoportuno, he pensado. Tenía que hacer varias compras así que me he armado de valor y me he tratado de cortar la pequeña hemorragia con un pañuelo de papel. Me he sentido un poco soldado en el campo de batalla.

Las guerras son así, se supone, hay días en que sales peor parado que otros. Hoy me ha tocado sentir dolor pero luego he pensado que tal vez tenía sentido porque mañana...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer