Hay días, como el de hoy, en el que me planteo ser madre y encima lo verbalizo


Me he pasado la mañana en el Hospital Sant Joan de Déu. No lo conocía y me ha parecido el hospital materno-infantil más bonito que he visto nunca. Como muestra, una de las puertas de los lavabos, decorado con una inscripción preciosa: Mírate en el espejo como una princesa.

Todo el mundo dice que hace frío en Barcelona y yo me siento un bicho raro porque no lo creo así. Para mí está resultando uno de los inviernos más cálidos de los últimos años pero esto no lo puedo comentar con nadie porque me miran raro y creen que desvarío.





3 comentarios:

Anónimo 17/1/14 10:12  

Cuando caminas no hace frío ni en Zaragoza,pero no puedes pararte. Ya sabes.
arancha

V.M. 17/1/14 11:01  

El invierno de Barcelona nunca me pareció demasiado rigoroso... Y soy de un país tropical, aun así los inviernos que he pasado allí han sido muy tranquilos...

Carol Blenk 2/2/14 21:47  

ARANCHA, pues sí, caminando se desafía siempre al frío. Y se le vence.

V.M., es cierto, los inviernos en Barcelona son como de mentirijilla.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer