"Sin música la vida sería un error", que decía mi querido Nietzsche



Hay canciones que son de enamorarse. Y no hablo de alguien en concreto, no de amores pasados, ni presentes ni futuros, no sé cómo explicarlo pero sé que hay canciones que son justo eso.

Hoy me he dado cuenta de que The party, de Bigott, es una canción de enamorarse. Lo mismo de uno mismo, o de la vida que hay que descubrir, o de las copas que nos tomamos solos porque un amigo nos ha dejado plantados, o de los mails que recibimos de personas a las que pensábamos que les importábamos una mierda y no era así, o de una sobrina que te abraza dos veces seguidas y te mira como un cachorro sin decirte nada porque no es necesario, que los niños en silencio son los seres más sinceros del planeta, o de enamorarte de tu madre que te dice adiós por la ventana y luego te llama por teléfono y se despide de ti con un so pretty, mi girl, o de un jersey negro con lentejuelas grises que has pensado comprarte antes de que acabe el año porque alguien te ha dicho que hay que estrenar algo por Navidad, que da buena suerte, o de enamorarte de tus ojeras por la mañana, o de la única cana que permanece después de tantos meses en un rincón de tu pestaña derecha, o de tu bolígrafo preferido que jamás sacas de casa por miedo a perderlo, o de las toallitas desmaquillantes que usas cada noche para quitarte el rimmel.

Enamorarte de una canción de la que no entiendes la letra porque las mejores canciones son justo ésas, las que te permiten imaginar la letra que te apetece.

Una canción para escuchar en bucle porque es breve como un pensamiento de invierno en tu pequeña ciudad.

13 comentarios:

Anónimo 27/12/13 09:27  

Qué perra todo el mundo con enamorarse. Es necesario? Qué presión. Y qué fácil!
Reto: encontrar una para desenamorarse. Una infalible.
arancha

Anónimo 27/12/13 11:21  

Que suerte tenerte en mi vida.Que grande eres detective.Hay que ser valiente para conservar una y otra vez la capacidad de enamorarse.Tú eres valiente!

Una anónima que te abraza y te acompañará donde haga falta.
Viva la amistad!

arponauta 27/12/13 11:33  

reminiscencias de The Velvet :-)
no soporto entender la letra de las canciones por eso nunca escucho nada en castellano.
beso misántropo, Carol.

Carol Blenk 27/12/13 13:35  

ARANCHA, no, no, claro que no es necesario enamorarse, de hecho, te diré que estoy rodeada de gente que no está enamorada de nadie (ni ganas). El post no era una apología de enamoramiento clásico sino de la pasión por las pequeñas cosas... Para mí es otro tipo de amor.

ANÓNIMA A LA QUE CONOZCO MUY BIEN, adoro tus ataques de amistad, jajaja.

ARPONAUTA, qué radical, uala, no escuchar canciones en castellano... Yo reconozco que sí escucho música en castellano, a veces lo necesito. Uy, no he captado las reminiscencias de la Velvet...

Besos en el último viernes del año.

Anónimo 27/12/13 14:48  

Pero que lo que yo digo,entendido tu post antes de esa explicación que me dedicas,es que me digas una para el proceso contrario. Coño ya

Carol Blenk 27/12/13 15:00  

¿ARANCHA?, ajá, complicado ese tema... Creo que lo que mejor funciona es que te hagan un daño infinito, o que la persona/objeto/animal o lo que sea resulte no ser lo que esperabas, o que cambie a peor, o que sea nocivo para tu salud... Me parece que pueden ser buenas recetas, ¿no?

Anónimo 27/12/13 15:14  

Hummm... Tararéalo! ;p

Carol Blenk 27/12/13 16:33  

Difícil de explicar, más difícil aún de poner en práctica e... ¡imposible de tararear!

V.M. 29/12/13 00:48  

Yo, al contrario, me encanta saber que estoy escuchando... y es más, he descubierto una web que cuenta la historia de algunas canciones y eso me fascina!

Anónimo 29/12/13 13:34  

Si la compartes podríamos hacer una asociación de fascinados. Perdón por pedir antes que tú,rubia.
.arancha

Carol Blenk 30/12/13 02:00  

V.M., sí, sí, la historia de algunas canciones es interesantísima, a mí también me gusta saber el origen de muchos temas :)

Carol Blenk 30/12/13 02:04  

ARANCHA, creo que me he perdido... ¿qué debo compartir? ¿qué es lo que has pedido antes de mí (la rubia soy yo, supongo).

Disculpas por mi torpeza :)

Anónimo 30/12/13 08:23  

Sugería que V.M. compartiera la página con las historias de las canciones,para fascinarnos todxs lxs que te leemos.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer