Mi vida sin medio diente será otra

Hoy, mientras estaba comiendo costillas de cordero, se me ha roto un diente. Pensaba que era un trozo de hueso pero era la mitad de uno de mis premolares. Lo extraño es que se ha desintegrado así, sin morder fuerte ni nada, de repente.

Lo he envuelto en papel de plata y ahora yace encima de mi mesa blanca, como una pequeña reliquia prehistórica. Sonrío al verlo, me parece algo tierno.

A Chet Baker también le faltaba un pedazo de diente y se reían de él.


4 comentarios:

arponauta 4/11/13 20:25  

yo sueño muy muy a menudo que se me rompen los dientes hablando, comiendo... es tan real que me asusto siempre al despertar.
seguro que estás guapa y silbarás mejor :-)

Carol Blenk 5/11/13 10:11  

ARPONAUTA, creo que soñar con dientes tiene algún significado preciso y que es uno de esos sueños recurrentes pero mejor no busques en Internet, que eso es tan malo como buscar sobre enfermedades. Hace siglos que no silbo, es que silbar no es de señoritas :)

V.M. 5/11/13 10:59  

Las diferencias son las que hacen las personas inolvidables!

Carol Blenk 5/11/13 11:16  

V.M., sí, es cierto, pero suele pasar que te olvida quien debería recordarte más...

Un saludo!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer