Me consuela saber que siempre podré ser una grandísima pianista imaginaria



Las doce y veintisiete. En serio, no entiendo por qué he de dormir, por la noche es cuando más me cunde, es el momento en el que manda el silencio y no sucede absolutamente nada en la calle. Nada se agita entre mis manos.

Echo de menos el siglo XIX. Debussy. En mi familia siempre han sido muy fans de este siglo y así me lo inculcaron. Mi madre siempre me lo repetía, en su inglés oscuro, como el XIX nada, hija, ningún siglo será como ése.

Mal asunto el de medio emborracharme sabiendo que mañana me levantaré ojerosa y en modo zombie.

Nunca he sido de medias tintas.

2 comentarios:

Lorien Baeza López 23/9/13 20:36  

Debussy...con él una puede imaginarse tocando la luna... :)

Y la noche...el mejor momento para encontrarse con una misma y el mundo puede parecer tuyo.
Por qué dormir? Vale, verdad...porque hay que madrugar... abff

Saludos pequeña zombie ;)

Carol Blenk 25/9/13 20:11  

Lorien, sí, Debussy es enorme... En serio, si lograra una manera de mantenerme despierta las 24 horas sin duda que firmaría. Lo malo es que hay que trabajar, resolver casos muy complicados que requieren atención, y en modo zombie se hace realmente duro.

Un saludo!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer