En el XIX se vivía mejor

Empecé a fumar tabaco de liar cuando no era habitual. Por aquel entonces existían poquísimas marcas y recuerdo la vergüenza que me daba sacar el tabaco e iniciar el ritual en un lugar público. Volví a lo convencional. Ahora, que se ha puesto de moda y todo el mundo lía sus propios cigarrillos, he retomado la antigua costumbre. Cuando te fumas uno de estos pitillos lo tienes que ir encendiendo cada cierto tiempo porque se te apaga. No siempre sucede así, algunas veces los cigarrillos aguantan el tipo y se consumen al ritmo normal.

Es un poco como la vida, tal vez. Se nos va apagando y la tenemos que ir reanimando con un pequeño fuego.

Ahora mismo, a estas horas de la noche, todo me da una pereza que no se puede medir. Volver al trabajo, por ejemplo, y tener que resolver casos complicadísimos por los que me van a pagar una miseria.

Y tantas cosas que no escribo. Porque cuando escribes es como cuando se lo explicas a un amigo, que lo verbalizas y lo haces real. Escribir es dejar marcado en mármol, indestructible al tiempo.

Me da pereza incluso irme a la cama y tener que pasar antes por todos los rituales: recoger la cena, lavarme los dientes, desvestirme, poner el despertador, apagar la luz, no encontrar ese mensaje.

Si hoy me puntuara, posiblemente tendría un suspenso. No lo digo con dramatismo, no estoy en ese plan. Es sencillamente que el pitillo se me ha vuelto a apagar.



2 comentarios:

Anónimo 4/9/13 09:30  

Como siempre decimos hay momentos de todo. Yo te voy a regalar unas cerillas impermeables para poder encender esos cigarrillos cada vez que se te apaguen.
Si te digo que de los 365 momentos del día tengo unos 65 así... pero la vida siempre nos guarda un as en la manga!
Me encanta la canción!
Viva el Orgullo!

Carol Blenk 5/9/13 00:50  

Bueno 65 de 365 está realmente genial, no es para quejarse! ¿Cerillas impermeables? Eso me suena muy a montañera, no sabía que existían esas cosas...

Besazo!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer