Sábados valientes y documentales que te abren el pecho en canal


Comienzo a cerrar el domingo con una copita de vino blanco y el segundo pitillo del día. En el exterior han sucedido muchas cosas y en el interior también, aunque de otra índole, claro.

Me quedan un par de semanas aquí antes de retirarme al convento, como cada verano. Esta vez mi madre ha decidido llevarme a otro situado más al centro, en algún punto entre Ávila y Toledo. Julio está pasando mucho más rápido de lo que esperaba y eso supongo que es buena señal; lo único malo es que no me estoy centrando demasiado y creo que voy a dejar demasiados proyectos a medio hacer. Procastinar, verbo feo fonéticamente donde los haya pero exquisito de llevar a cabo como el mejor de los pecados.

Un verano más, comienzo a preparar mis pequeñas fechorías para saltarme las normas de seguridad del convento: ocultar el móvil en un falso compartimento, algunos cigarrillos, una petaca con bebida de más de cuarenta grados (a dosificar convenientemente para que me dure tres semanas) y una tableta de chocolate, puesto que también está terminantemente prohibido allí.

Busco en la RAE la definición de valiente y creo que la acepción que más me agrada es la segunda: Esforzado, animoso y de valor.

Siempre hay una canción para cada momento grande y yo ya he hallado la de éste. Por supuesto, es totalmente secreta y sólo se la diría a una persona, para que la disfrutara tanto como yo ahora mismo.

Qué valientes podemos ser a veces, qué superpoderes podemos desarrollar sin proponérnoslo.   


2 comentarios:

Carmen 24/7/13 04:24  

así quiero leerte:

bonita
valiente

¡un abrazo, detective!

pd. me encanta esa imagen. una camiseta ya :)

Carol Blenk 27/7/13 15:35  

CARMEN, sí, sí, así hay que estar en la vida, siempre gigante :)
La imagen es brutalísima, soy súper fan!

Besos mil!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer