La armónica más preciosa del mundo sé dónde puede estar aunque espero que nadie la descubra antes de que yo llegue



La idea era llegar a casa temprano, ducharme, hacer la cena y emplear el tiempo en tareas de provecho. Hay dos miembros de mi familia que son especialistas en husmear desde lejos si has llegado a casa para llamarte por teléfono y explicarte su vida: mi madre y mi hermano mayor. Desde que estudio inglés, me cuesta un poco menos entender a mi madre y la verdad es que me he sentido incluso orgullosa de mí misma al ser capaz de responder con fluidez a sus preguntas. Mi hermano, como siempre, me ha narrado todas sus mini tragedias semanales mientras que yo he aprovechado para preparar una ensalada inventada.

En resumen: son las 23:36 y sigo dispersa. Los amigos son lo peor porque te recomiendan mil entretenimientos y una, alma floja donde las haya, se pone a investigar a la mínima excusa. Por lo tanto, algunas de mis tareas pendientes son:

- Ver el documental sobre Banksy, Exit Through the Gift Shop.
- Ver Searching for Sugar Man, el fenómeno del momento, según parece.

Creo que eso es lo más interesante que me ha pasado hoy. Bueno, sí, olvidaba explicar que ha llovido y que me he mojado los pies. Yo creo que esa lluvia significa algo, últimamente sólo veo señales. 

Olvidaba la cita con la psicóloga, que cada día me gusta más. Nos hemos encontrado por la calle y hemos caminado juntas hasta la consulta. Me he dado cuenta de que es muy guapa, rubia, delgada, y con un vestido diferente para cada día. Jamás flirtearía con ella, no lo podría tener más claro, pero reconozco que es una tipa muy atractiva. Nos hemos reído juntas, hemos bromeado y, al salir, nos hemos despedido con un par de besos. Ignoro si todas las psicólogas se despiden de ti besándote, ella simpre lo hace y a mí me gusta mucho porque me siento más cerca de ella. 

Así ha resultado mi jueves. Lo termino dándome cuenta de que aún no he visto I'm not There y siendo consciente de que es un error tremendo. En el fondo, supongo, no he tenido todavía mi momento.

(Es mi entrada número mil así que lo mismo habría que celebrarlo un poco o algo, así que me voy a poner un chupito de crema de orujo, que parece que es lo que más me pega en estos momentos)

2 comentarios:

nieves 13/7/13 12:35  

Feliz mil, detective.
Un saludo
Nieves

Carol Blenk 14/7/13 22:33  

NIEVES, muchas gracias, me alegro de verte por aquí y de recibir tu felicitación. Te mando un beso!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer