"Era un sueño y ahora es real", canta Nacho, que podría ser mi hermano

Después de la clase de inglés y de fumar un cigarrillo con mis compañeros, he ido a hacer la compra:

- Un paquete de pan de molde
- Mantequilla
- Maíz
- Galletas

Me fascina observar la compra de los demás, siempre creo que los objetos están repletos de pistas. Por ejemplo, el tipo con barba que se lleva tres botellas de tinto carísimo y algunas latas de aceitunas, o la modernilla que compra pasta y salsa ya preparada.

¿En qué grupo deben de etiquetarme a mí?

Por la mañana, en el autobús, me he puesto a llorar por culpa de una canción y de un sentimiento vagabundo (guiño a otra canción para lectores rápidos de reflejos).



Así pues,
cuando no tengas nada que hacer
y yo pase por tu cabeza,
nadie podrá oírte así que
piensa en mí como si me quisieras.


En Madrid hay una plazuela dedicada a Antonio Vega. Y han tenido que pasar estos años para que la descubra, cuando está allí desde hace tiempo. Y sería tan fácil volver como cierto cada verso de la canción, que podría haber escrito esta noche de mi puño y letra, así la siento. En realidad, todos acabamos esperando un mensaje. Siento que el mío no va a llegar así que tal vez sea hora de retirarme como un boxeador -exhausto y empapado en sudor- que sabe que ha luchado limpio, de la mejor manera posible que ha sabido hacerlo.

Nota: el videoclip - me sobra todo el juego sexual- me parece una mierda pero la canción es realmente sublime.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer