Un sueño, un campo de fútbol y mi viaje secreto

A veces sueño con un campo de fútbol vacío. Es de noche, no hay absolutamente nadie, sólo yo y las luces -salvajemente artificiales, insultántemente imitando al sol- en el centro del estadio.

Y el silencio. Sin viento, sin ruidos de fondo. Lo puro.

Sueño con que me pongo a correr por el campo sin rumbo fijo, sin presiones de gol porque no se juega ningún partido y tampoco han entrado los hinchas. Corro sola como una loca feliz, como cuando quieres acabarte tu postre favorito antes de que se marchite. Antes de que el tiempo lo pueda, que creo que es un verso de alguien. Y si no lo es, sobra la cursiva, como tantas cosas en estos momentos.

El césped del campo es del verde más verde que he visto nunca y está un poco húmedo así que cuando acabo mi carrera inconexa, me tumbo en el centro -donde todo empezó- y sonrío con el corazón pequeño aún agitado.

Porque vivo.

3 comentarios:

Anónimo 4/4/13 00:12  

No sabes cuánto te he echado de menos.

Eva

Eva Gutiérrez Pardina 4/4/13 16:01  

Aquí otra Eva que también te ha añorado mucho, y que se alegra de verte feliz.

Carol Blenk 5/4/13 19:17  

EVA, gracias por escribirlo.

EVA GUTIÉRREZ, lo sé, bonita :-)

Muchos besos!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer