Los lunes no tienen ya los dientes afilados


Hoy le he tenido que esconder a mi madre un prospecto porque últimamente le ha dado por leer todos y cada uno de los efectos secundarios de las escasas medicinas que toma y eso la alerta gratuitamente.

- Es ca en el paper pone precausiones and I believe that this is a...

- Ya, mamá, a ver, pero es que todos los medicamentos tienen un apartado de "precauciones", no me digas ahora que no lo sabías.

Qué paciencia. Entre su desconfianza y su pésimo castellano asumo que es muy difícil que se convenza de que unas simples pastillas de calcio son simplemente eso, unas vitaminas y no cianuro en dosis minúsculas.

A veces me canso de tratar de convencerla. Yo sé que en el fondo la desespera tener conciencia de su edad y comprender que no va a sobrevivir a muchos acontecimientos destacados. Me pongo en su piel y yo también tendría días de todo tipo, de azules a rojos.

.............................................................................................................................................


Ayer rechacé un pequeño trabajo puntual, sin continuidad, como autónoma. Lo hice por despecho, porque sé que está mal pagado y sé que si vamos aceptando estas limosnas será difícil salir de este callejón. No me habría sacado de pobre, desde luego, así que hoy me siento bien por haber dicho que no, que tal vez lo hará otro, lo sé, pero a mí desde luego no me van a escurrir, al menos en esta ocasión.
 

Christina siempre está ahí. Inmortal. Rubísima. Labios rojísimos. La más indie sin quererlo, la más indie por dentro, en lo profundo. La más bella, el ángel que protege de todo lo sucio.

5 comentarios:

Maritornes 8/10/12 21:21  

Uf, uf. Esa sensación absolutamente orgásmica. La conozco. Enhorabuena.

Ra 9/10/12 10:14  

Paciencia con la madre. Que bastante tuvieron ellas con nosotras de niñas y, sobre todo, de adolescentes...uffff
Es complicado, y asumir, como decía un amigo mío el viernes, que (a él) le queda más por detrás vivido que por delante por vivir.
Me dejó helada.
Cuando piense eso en unos años, me dará un yuyu. Y ahí estará mi madre para decirme: "no te preocupes por lo que todavía no ha pasado. Aún te quedan muchos años por dar la tabarra".
Y ya. Cuando una madre te dice algo la crees. Sus palabras "van a misa". Son credo y fe pura.

Si ese trabajo squeeze no lo cogiste, es que no era para tí. Habrá más oportunidades.

Hablando de tu ángel... se me olvidó comentarte que me la he cruzado "en mi barrio laboral" 3 veces en menos de una semana.
A la tercera me sonrió.
Supongo que por cara "conocida" y torpe porque no podía evitar no mirarla embobada.

Perdón por la "chapa" que acabo de escribirte....
Me habré levantado hoy "cansina".

Buen día de martes Carol.
Me encanta leerte.
Me encanta.
Pero ya lo sabes.

Jam lo intenta 9/10/12 12:10  

Cristina siempre está ahí, como bien dices. Paciencia con tu madre, ponerse en la piel del otro siempre aclara las ideas

nieves 9/10/12 15:07  

Màs brava aún...
P.d. Sor corazón me ha dicho que te diga que reza por ti y por la aviadora, y por el calcio de tu mamà.
Saludos
Nieves

Carol Blenk 10/10/12 20:04  

MARITORNES, gracias! La verdad es que hay pocas ocasiones en que una se pueda dar el placer de contestar "no" y quedarte tan ancha. Pero se saborea como una buena comida!

RA, ¿¿en serio?? ¿¿te la has cruzado?? No imaginas la envidia que me das, ualaaaaa... Aunque bueno, sólo una vez en la vida estuve a unos pocos metros de ella y fui incapaz de decirle nada, y eso que era el mejor momento porque no había casi nadie y la situación era inmejorable. Pero, bueno, ¿qué le habría dicho? Ufff. Imposible.
Me encanta que te encante leerme ;)

JAM LO INTENTA, sí, eso pienso yo, hay que tener paciencia. Tal vez algún día alguien la tendrá conmigo...

NIEVES, sí, sí, Paola me pasó el mensaje ;) (un beso para Tita)

Besazos por mil!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer