Día 21

Las monjas me han traído unas cuantas ramas de laurel y me han explicado cuál sería mi tarea. Primero debía sacar todas las hojas, desprenderlas una a una de las ramas; después las tenía que sumergir en agua para dejarlas bien limpias; y por último, extenderlas sobre una superficie para que se sequen. También me han dicho que tenía que ir removiéndolas de vez en cuando para que se aireen correctamente.

Ésta va a ser la última noche que pase en el convento, si todo sale como está previsto. En teoría, el sábado era mi último día pero gracias a Sor Elena voy a poder regresar antes a casa.

Ella me dejó un documento decisivo en un bote de Cola-Cao. En él, hay una autorización de Sor Consuelo -la monja jefa- con la fecha de mi salida del convento que, obviamente, ha sido modificada.

Así que mañana me reuniré con Sor Elena que, amablemente, se ha ofrecido para llevarme en su Mini azul cielo a Barcelona. Si me lo cuentan antes, no me lo creo.

Ahora tengo que pensar qué historia me voy a inventar para que Mary Blenk, mi madre, no sospeche nada de mis fechorías.

No sé cuándo podré volver a escribir así que, de momento, me despido.

No sé qué habría hecho si no hubiera podido compartir todos estos días en el blog. Ha sido un placer.

7 comentarios:

arponauta 24/8/12 11:36  

siempre he querido tener un perfume que oliese a laurel. no lo he encontrado. tampoco lo he buscado.

eme 24/8/12 12:13  

han sido geniales estos días.. de verdad.

nieves 24/8/12 14:29  

Ya sabía yo que Sor Elena nos sorprendería...Y el mini azul cielo se lo he pastado yo para que te lleve a buen puerto cerca de aviadora girl. Por favor no la entretengas mucho (a la Sor- digo-) y mándamela, a ella y al mini, pronto de vuelta, pues necesito el coche y a ella pronto la van a echar de menos en el convento nuevo y son capaces de ponerla en busca y captura.
Detective: un placer compartir tus vivencias conventuales...y ahora, a otra casa y a otra cosa.
Buen viaje.
Hasta pronto
Nieves

Meike 16/9/12 02:37  

Hacía días que no pasaba por aquí y me ha encantado leer tus aventuras en el convento. Comparto contigo la nostalgia por las bitácoras de antaño. Supongo que la culpa la tiene la vida, que se vuelve frenética y nos vamos perdiendo todos un poco...

...suerte que siempre hay una Sor Elena que lo endulza un poco todo.

Ra 18/9/12 10:50  

Eres fantástica! (como la canción de la Carrá! :D

arponauta 29/9/12 22:29  

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/09/18/actualidad/1347968547_683256.html

(me acordé de ti. beso y otoño.)

Carol Blenk 2/10/12 18:19  

ARPONAUTA, el laurel es imprescindible en según qué comidas. Fabrícate ese perfume, no pierdes nada...

EME, gracias, contesto muy tarde, lo sé, pero espero que no me lo tengas en cuenta :)

NIEVES, jajaja, gracias por ser mi cómplice, sin ti la trama habría perdido emoción!

MEIKE, anda, creo que tú también eres de las veteranas... Qué ilusión verte por aquí. Suerte de las sorelenas que hay por el mundo...

RA, siempre me arrancas una sonrisa :)

ARPONAUTA, gracias por la pista. Tengo esa novela, y muchas ganas de leerla aunque poco tiempo. Me hace una ilusión bárbara saber que la gente se acuerda de mí cuando ve algo por ahí.

Besazos de aniversario!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer