Día 2

Día 2

La monja nueva, Sor Elena, se ha convertido en mi cómplice. Hoy me ha llevado al pequeño huerto que hay en la parte trasera del convento y me ha mostrado una planta algo mustia.

- Son pimientos, Carol.

La planta estaba muy seca, se notaba que las altas temperaturas la habían arrojado al límite de la muerte pero, a pesar de todo, los pimientos asomaban, pequeños y verdaderos.

- Te vas a encargar de cuidar esta planta cada día, la regarás y la pondrás a la sombra si es necesario. Será tu reloj natural, tu cronómetro biológico. Ya verás, cuando los pimientos estén listos para ser arrancados de la mata, habrá llegado el día de tu partida.

Es mi segundo día. Una planta de pimientos verdes me parece un pequeño milagro en medio de mi aturdido cerebro.

2 comentarios:

Paola Vaggio 5/8/12 10:11  

Sabrás revivir a los pimientos y sor Elena estará orgullosa. Qué bueno haber encontrado a una cómplice. Sor Elena es rubia o morena?

Carol Blenk 8/8/12 23:44  

PAOLA, Sor Elena es... seguro que tú ya lo intuyes... Es rubia...

Beso...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer