Me gusta la palabra forajido


Me gustaba darle los buenos días a las repartidoras de los diarios gratuitos a la entrada del tren. Echo de menos esas mañanas frías de medio invierno. Y recuerdo a Clementine, con su pelo azul, sonriendo por fuera pero desgarrada por dentro. No volví a verla. Hay sucesos, personas e imágenes que jamás se repiten. Se disuelven como azúcar en café. Como tampoco volvieron a hacer aquella pintada tan enigmática que veía desde el puente, todo los martes que empezaba a trabajar a las siete.

Las obras del edificio de al lado siguen su rumbo. El proceso imparable, rápido, repetitivo, constante. Cada día suben unos pocos centímetros y por eso esta tarde he descubierto a un obrero bronceado que canturreaba a pocos metros de la ventana del dormitorio.

Qué haré cuando terminen el edificio. Cómo estaré. Cuánto pesaré. Tendré más músculos o más barriga. Las incógnitas absurdas.

…………………………………………..

Es la primera vez que hago un vuelo de cuatro horas y no es que tenga miedo a volar, pero he de reconocer que me impacta como el primer día, cuando fui a París.

Recomendaciones:

Diazepán en el bolsillo (parte la pastillita en dos y métela bajo la lengua)

Cerrar los ojos

Pensar en que soy joven

Convencerme de la vida que me queda

Tachar todo lo malo para que no me vuelva como un boomerang

Volver a hacer listas mentales y escritas (como antaño)

Rememorar el abrazo sincero de mi sobrina pequeña

…………………………………………..

Me voy a duchar. Me tomaré una copa de vino blanco y me fumaré un par de pitis mientras los obreros, a las 21:23 h, siguen su trabajo. En eso consiste la vida.

(La recomendación es el hipnótico disco de Niños Mutantes, Todo es el momento. Absolutamente maravilloso)

2 comentarios:

Eva Gutiérrez Pardina 1/7/11 22:47  

Aquí lo absolutamente maravilloso eres tú, detective! Celebro que no te hayas ido todavía. Y que vivan las sobrinas y todas esas pequeñas cosas que nos hacen agarrarnos tozudamente a la vida. Besos! :D

Ra 12/7/11 10:28  

Como dice Eva. La maravillosa eres tú.
Y déjate de esas amistades por favor. Nada de diablos ni infiernos. Que tú no mereces ni tanto calor ni tanto sudor.
La vida eres tú y tú eres la protagonista.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer