El último disco de Antònia Font me parece más que sublime



Som davant ses portes de l’infern

A veintiocho de junio
Aún hay pequeños tirando petardos en la calle.
Los petardos no quemados,
Los no gastados,
Los que sobrevivieron a la quema
O los que fueron olvidados en la bolsa de la tienda
Sin que nadie reparara en ellos.

A veintiocho de junio
Me he encontrado con Ana y Otto en la cafetería
Que hay enfrente de los bomberos.
No parecían jóvenes y llevaban manga corta,
Un detalle que me ha hecho sospechar
Que tal vez no fuesen ellos.

Y sí que lo eran.

A veintiocho de junio
Reconozco,
Asumo,
Escribo
Y firmo
Que la vida no es lo que te cuentan los otros
De ti
Sino lo que tú mismo
Te descubres explicando a la psicóloga.

Cuando no hay nadie para mirarte
Ni que te corrija si te despistas con la alarma del reloj
A las siete y cincuenta de la mañana,
Entonces sí que puedes detenerte y pensar
En volver al infierno
Para hacer planes de futuro.

3 comentarios:

Diley 29/6/11 09:44  

Ana y Oto .. no sé porqué me llevan al círculo polar.. besos y abrazo esquimal

ss 29/6/11 13:57  

Gracias por la recomendación, llevo toda la mañana con lamparetes ;)

Ra 12/7/11 10:16  

No sé dónde andarás, pero sé que encontrarás las miguitas para volver

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer