Siempre me gustaron los vocativos por provocativos



[...]

Para evitar la trampa en que sucumbo,
Inútiles serían mis esfuerzos;
Pues el hombre tiene el pie en la tumba,
Cuando la esperanza no le sostiene.



[...]

Fragmento de "Pensamiento de Byron", de Gérard de Nerval.

.................................

Estoy naciendo cada día. Me despierto cansada tras las pesadillas pero esta noche, por fin, ha sido mi personaje el que ha echado elegantemente al malvado de la escena.

Y ha sido otro día más.

No fumo ni bebo desde el viernes. Conservo las mismas dioptrías y me duele la garganta; no de las anginas, creo que es algo más espiritual.

No quiero acostumbrarme a nada ni a nadie así que voy a seguir bailando samba a medio oscuras sólo con ella.

Y que cada tarde sea una sorpresa nuestro reencuentro.

3 comentarios:

Etcétera 23/3/11 20:10  

Pido a los dioses del Olimpo que jamás me acostumbre a nada.... Alguien me dijo eso no hace mucho y es lo que quiero ahora.....
Besos y a seguir dejando de fumar, que dice que mata

nieves 24/3/11 11:38  

pues no nos acostumbremos a nada....pero es tan dificiiiiiiiiiiiilllllllll porque somos carne de cañón.¡ Dios mío que no me acostumbre!......y la garganta te dice que a callar, detectiva.
Besos
nieves

Marta 24/3/11 13:46  

Siempre que veo esa foto me encojo, sin más.

Por cierto, me encantó eso de que el dolor de garganta es algo más espiritual.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer