Anotación desde un teclado diminuto limpio de pasado

Llevo una semana aquí. Esta noche he mirado las fotos que tengo guardadas en el móvil, no recordaba ésta. Tiene un azul difícil de captar, menos aún si no eres hábil con la fotografía.

Ha llegado septiembre y me ha vuelto a pillar desprevenida con las tareas a medio hacer y el pelo sin cortar. ¿Recuerdas que te comenté que quería hacerme rastas? Ya no sé si quiero, pienso en el mantenimiento y todo eso. Creo que me voy a echar atrás. Se quedan los rizos.

Esta noche he cocinado guacamole en tu honor. Me ha quedado muy bueno a pesar de que he olvidado añadirle un chorrito de aceite. Con un solo aguacate porque era para una sola persona. Uno solo para una sola.

He tratado de no estar triste y lo cierto es que lo he conseguido pero siempre hay una noche en la que te derrumbas. Si esta situación se prolongara no sé qué haría.

Me parece recordar -como siempre mezclo temas sin ton ni son- que para "Ana Karenina" filmaron dos finales diferentes y que cada distribuidor o sala elegía el que más le interesaba para exhibirlo ante el público. Para que luego digan que la interactividad es un concepto moderno, ya, no es lo mismo, ya me entiendo.

Una película dura, Greta Garbo tan cerca de la belleza perfecta, un domingo. Uniendo estas palabras no me ha salido nada mejor.

Hoy he ido a misa. Voy una vez al año a pesar de ser bastante atea, cosas de la vida. He pensado en ti y he tratado de rezarte algo original y sentido. No me salía apenas nada más que dos o tres frases en las que me he quitado el sombrero, he lanzado el pitillo y me he puesto a tus pies.

La ofrenda está en mi pensamiento.

7 comentarios:

ralladuradelimón 6/9/10 11:21  

La ofrenda está en estas entradas tan maravillosas que te empeñas en regalarnos

Morgana 6/9/10 13:14  

ufff, cómo me he identificado... Gracias por escribir ésto.

Un saludo

jelly 6/9/10 16:23  

Lo de Ana Karenina, ¿no es una leyenda entonces? Siempre lo he dicho pero gente me lo negaba, pero vamos, si tú también lo dices entonces ya somos dos que sabemos que eso pasó de verdad :)

Por cierto, a mí esa oración quitándote el sombrero, lanzando el pitillo y poniéndote a sus pies... ¡¡pero qué más palabras quieres!! Deseo que esa oración te sea contestada rápido rápido :D

Buen Septiembre, aunque comience en plan desprevenido.

Un abrazo (que sigo por aquí siempre aunque no te comente jejeje)

Carmen 6/9/10 21:13  

me encanta lo flamenca que eres escribiendo ,)

un besazo, tipa guapa

Diley 7/9/10 13:39  

no puedes rastar tus rizos.. son las cuentas de ese rosario que se hace oración para ELLA.
un quiero de colores

Paola Vaggio 7/9/10 20:16  

Menudo azul captó la camarilla del iPhone. Sería a eso de las nueve de la noche. Por la barandilla de la terraza y por el horizonte... se trata de Formen.

Yo también miro las fotos que tengo guardadas en el móvil. Las oraciones inventadas son las más sinceras.

Guapa!

Carol Blenk 8/9/10 17:30  

RALLADURADELIMÓN, gracias, qué vergüenza :)


MORGANA, ¿en serio te has identificado? Oye, me alegro! Gracias a ti por comentar!


JELLY, hey, ya sé que sigues por aquí, yo siempre digo que lo importante no es comentar sino leer ;)
Lo de "Ana Karenina"... si te soy sincera no lo he verificado, es lo que siempre oí. A ver si va a resultar ser una leyenda urbana, jajaja. Lo cierto es que yo sólo conozco el final trágico, que ya me gusta.


CARMEN, jaja, ¿cómo no ser flamenca en el sur y con raíces flamencas? ;)


DILEY, ualaaaaa, vaya tela lo que has escrito, me quito el sombrero, artista! (No me he hecho las rastas, a ver si ahora voy a perder el trabajo, jajaja)


PAOLA, eres muy lista, sí, debían de ser las nueve o así, después de la puesta de sol...
Estoy enferma perdida de melancoisla...

Besos enormes, muacks!!!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer