No se puede capturar un relámpago



Qué pena, con la de cosas interesantes que se me habían ocurrido hoy... mientras planchaba la ropa, cuando pasaba la aspiradora, al ordenar mi escritorio... nada. Al llegar la noche, nada. Todo se me ha esfumado. Como el humo del segundo cigarrillo. Cero.

Me cuesta atrapar los momentos. Como cuando te asomas a un acantilado y ves el mar rugiendo bajo ti. Te impresiona. Te atrapa la imagen. Incluso puedes sentir gotas minúsculas chocando contra tu piel. ¿Es posible? Pero si estamos a demasiados metros de altura, las olas no pueden llegar tan alto. Sí que llegan. Sólo allí lo consiguen.

No sirven ni las fotos ni los textos. La belleza se escapa, una furtiva, una indescriptible. Una.


No se puede capturar un relámpago. La clave, tal vez, esté justo en eso.

2 comentarios:

Paola Vaggio 26/7/10 01:52  

No se pueden capturar, pero se pueden recordar... como el relámpago del 26 de febrero de hace cuatro años...

Etcétera 26/7/10 04:34  

bueno, no hay nada mejor que una noche de insomnio para poder atrapar todo lo que deseas...yo esta misma noche he guardado en mi morral miles de estrellas por si un día las necesito para iluminar mis pasos...
A pesar de no haber podido atrapar el momento,como dices, a mí me ha llegado el texto... supongo que gracias a ese insomnio y a la inmovilidad del universo que me despierta siempre ganas de escuchar.
saludos y a seguir en la brecha

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer